Armas para la paz

El escultor mozambiqueño Gonçalo Mabunda expresa el despilfarro de la guerra en sus reflexiones sobre la historia de su país

Gonçalo Mabunda, el propietario de las nuevas miradas, 2018. Soldadura sobre metal militar obsoleto, 60 x 60 x 15 cm. Cortesía del artista & This Is Not a White Cube.Gonçalo Mabunda, El propietario de los nuevos looks, 2018. Soldadura sobre metal militar obsoleto, 60 x 60 x 15cm. Cortesía del artista & This Is Not a White Cube.

ARTE ÁFRICA habló con Gonçalo Mabunda, quien estuvo representado por la galería angoleña This Is Not A White Cube en ARCOlisboa este año. Sus esculturas están hechas de armamento recuperado que quedó tras la guerra civil de Mozambique y se exhibieron en el pabellón nacional del país en la Bienal de Venecia de este año. Las piezas evocan tanto la tradición africana como el modernismo del siglo XX, muchas de ellas en forma de tronos ornamentados que funcionan como expresiones tribales de poder, comentando lo que se gana y se pierde en el conflicto.

ARTE ÁFRICA: Se le describe como interesado en la memoria colectiva de su país, Mozambique. ¿Podría dar más detalles sobre esto?

Gonçalo Mabunda: Mi país atravesó una guerra civil muy sangrienta que duró 16 años. Tras los acuerdos de paz, el Consejo Cristiano de Mozambique, apoyado por el gobierno de Mozambique, creó un proyecto que consistía en transformar las armas recuperadas en obras de arte. Esta fue una forma de hacer reflexionar a nuestra gente sobre la historia del país. Me involucré en este proyecto. Siempre busco preguntar: ¿cómo puede un país pobre tener tantas armas? Creo que el dinero gastado en la compra de armas debería utilizarse en cambio para el desarrollo del país.

Su obra escultórica utiliza armamentos recuperados que quedaron tras la guerra civil de Mozambique. ¿Podría comentar sobre su uso de estos materiales?

Esto fue impulsado por el proyecto iniciado por el Consejo Cristiano de Mozambique en el que recuperaron muchas armas de la guerra y seleccionaron diez artistas para crear piezas a partir de las armas desmanteladas. En ese momento ya había estado trabajando con el medio del metal y por eso acepté la invitación para ser parte del proyecto. Para mí era importante contribuir a la causa y a través de este proyecto comencé a exponer en importantes escenarios internacionales.

Vista de la instalación de la exposición Goncalo Mabunda en AKKA Project, Dubai.Vista de la instalación de la exposición Goncalo Mabunda en AKKA Project, Dubai.

¿Qué influencias inspiran esta práctica tuya?

Mis influencias son la vida cotidiana: lo que veo a mi alrededor en mi país y fuera de él. Por ejemplo, recientemente he estado explorando otros metales de desecho para componer mis esculturas, a saber, metales de colores. No pinto los metales sino que utilizo sus colores naturales. A través de la recolección de estos chatarra, que obtengo del depósito de chatarra o de los jóvenes que los venden en la calle, trato de rescatar la historia incognoscible detrás de estos materiales.

Su trabajo estuvo representado por la galería angoleña This Is Not A White Cube en la cuarta edición de ARCOlisboa, la feria de arte contemporáneo con sede en Lisboa, que tuvo una sección inaugural "Africa in Focus" para este año, con galerías y proyectos referentes a la cultura africana. producción artística del continente. ¿Qué representa para ti este esfuerzo por incluir al continente africano en la feria?

He participado en ferias de arte dedicadas al arte africano en otros países durante mucho tiempo. Me pareció interesante que ARCOlisboa tuviera un "enfoque africano"; África es un continente con muchas posibilidades.

¿Tiene alguna próxima exposición en proceso?

Hace poco me contactaron para ser parte de la Feria de Arte de Madrid, pero por lo demás, siempre participo en la feria de arte de Londres y otras. Siempre hay una próxima exposición en diferentes países.

Zahra Abba Omar