HISTORIA DE AA Valerie Kabov comprometida con el medio

¡La pintura no ha muerto! Asunto: Comprometidos con el medio por Valerie Kabov

En 'Comprometidos con el medio', Valerie Kabov considera el surgimiento de la nueva pintura de Zimbabwe. Este artículo está disponible en su totalidad en el más reciente 'Painting's Not Dead!' (13.4) cuestión de ARTsouthÁFRICA, que es la última edición de la revista que conoce y ama desde hace más de trece años. Busque el artículo de Kabov, titulado '¿Quién teme al mercado mundial del arte?' En la próxima edición inaugural de ARTE ÁFRICA!

HISTORIA DE AA Valerie Kabov comprometida con el medioHACIA LA DERECHA DESDE LA IZQUIERDA SUPERIOR: Mavis Tauzeni, Eve's Diaries Parte 4, 2015. Acrílico sobre lienzo, 180 x 160 cm; Wycliffe Mundopa, Paraíso del vicio, 2015. Óleo sobre lienzo; Gresham Tapiwa Nyaude, Piratas del amor parte 1, 2015. Óleo sobre lienzo; Wycliffe Mundopa, Mitos de Harare (Ahogándose en el aire), 2014. Técnica mixta sobre lienzo, 178 x 235 cm; Gresham Tapiwa, Nyaude Dog's Life Parte 2 y 1, 2015. Óleo sobre lienzo, 180 x 210 cm. Todas las imágenes son detalles. Todas las imágenes son cortesía de First Floor Gallery Harare.
En las ferias de arte recientes en Ciudad del Cabo y Johannesburgo de este año, hubo algo casi peculiar en la abundancia de ofertas de arte de todo el continente; la significativa presencia de artistas zimbabuenses en la escena artística sudafricana. Esta presencia se ha extendido tanto que los artistas zimbabuenses Gerald Machona y Kudzanai Chiurai representaron a Sudáfrica a nivel internacional en el reciente 56th Bienal de Venecia. La proximidad de Zimbabwe a Sudáfrica no puede explicar completamente el prodigioso florecimiento de talentos en un país con una población de solo catorce millones, cuyos problemas económicos han diezmado su educación artística, lo que resulta en la ausencia de un solo programa de licenciatura en Bellas Artes reconocido internacionalmente.
De particular importancia es la aparición de pintores de Zimbabwe. Misheck Masamvu se ha convertido en un nombre establecido en Sudáfrica, representado por Blank Projects y presentado en ferias de arte por Goodman Gallery. Artistas como Portia Zvavahera, ganadora del premio FNB Joburg Art Fair Prize (2015), y Richard Mudariki han encontrado un hogar permanente. Dado que la reputación histórica del arte de Zimbabwe está cimentada en la práctica de la escultura en piedra, el auge de la pintura es algo inusual. Si bien la escultura todavía ofrece algunos pesos pesados, es el medio de pintura "no tradicional" y, como algunos han argumentado, "no indígena", lo que está creando entusiasmo en los círculos artísticos locales y cada vez más internacionales.
La visión histórica convencional es que los misioneros introdujeron la pintura y la escultura en Zimbabwe en la década de 1930. La clave de esta introducción fue Canon Paterson, quien fundó Cyrene Mission School en 1939 en Bulawayo, y el Padre Groeger, fundador de Serima Mission. En ambas escuelas, se enseñó a los jóvenes a pintar con el fin de decorar iglesias y parafernalia religiosa. Canon mantuvo la visión progresista de que, dada la oportunidad, los artistas africanos podrían alcanzar las mismas alturas que los europeos. La generación de artistas que surgió de las Misiones incluye a pintores como Kingsley Sambo, cuyas obras se encuentran en el MoMA de Nueva York. En 1957 Frank McEwan, el primer director de la Galería Nacional de Rhodesia (ahora Zimbabwe) estableció el taller taller, patrocinado por British American Tobacco, que fomentó la práctica de la escultura en piedra junto con la pintura. Aún así, el medio no fue visto como completamente indígena.
La introducción de Zimbabwe al arte contemporáneo se produjo después de su independencia, con Helen Leiros de Gallery Delta y artistas como Berry Bickle y Tapfuma Gutsa buscando y promoviendo formas alternativas de expresión. Leiros en particular enseñó y fomentó técnicas de arte moderno y fue mentor de artistas de la generación libre nacida, como Lovemore Kambudzi, Misheck Masamvu, Richard Mudariki, Virginia Chihota y Portia Zvavahera.
Si bien esta historia es importante, no puede explicar el nivel de talento y la calidad de la producción artística en Zimbabwe; estos son contiguos a la cultura, los valores y las pasiones de las personas y los tiempos en que viven y son verdaderas propiedades de ellos. El medio - pintura, poesía, escultura o música - es en muchos sentidos una cuestión de conveniencia y disponibilidad. Cuando las condiciones cambian, también pueden cambiar los modos de expresión. En esencia, la cultura zimbabuense se caracteriza por la capacidad de evaluar la vida filosóficamente, con una medida de desapego y una visión de conjunto. Esta cultura se manifiesta en muchos aspectos de la tradición de Zimbabwe, desde la inmensa importancia de evitar los conflictos y preservar las relaciones sociales, hasta la sofisticación y estructuración conceptual de los proverbios de Zimbabwe, la espiritualidad monoteísta y la creencia en el carácter sagrado de la vida humana. Esta cultura sustenta la increíble perseverancia y optimismo del pueblo de Zimbabwe y continúa informando a la nueva generación de pintores, posiblemente incluso más que todos los demás artistas. Se puede decir que actualmente en Harare, el medio de la pintura refleja las tensiones, la complejidad y el arduo camino del país mejor que cualquier otro medio disponible. La pintura requiere idealismo: técnico, artístico y personal. Mientras que la nueva generación de escultores en Zimbabwe, en muchos casos, ha optado por los objetos encontrados y descartados como recurso, inventando su propio medio y el método, los pintores de Zimbabwe están obligados a seguir adelante con idealismo y sacrificio técnico, artístico y personal. .
Dados los problemas de costo y disponibilidad, es sorprendente que alguien comience a pintar en Zimbabwe hoy. Cuando hacer una pintura puede costar lo mismo que el alquiler mensual del artista, la elección entre pintar y comer se convierte en algo real. Cediendo a esta economía, las escuelas de arte como el National Gallery Visual Art Studio o el Harare Polytechnic han recurrido a la enseñanza de la pintura con acrílicos y, en algunos casos, incluso con pinturas para carteles. Si bien algunos artistas optan por las técnicas impresas como alternativa, hay una generación más joven de obstinadamente comprometida con el medio. Entre los que lideran la carga se encuentran tres artistas jóvenes; Wycliffe Mundopa, Mavis Tauzeni y Gresham Tapiwa Nyaude.
A través de las obras Misheck Masamvu y Portia Zvavahera, el público ha llegado a asociar la nueva pintura de Zimbabwe con una figuración metafórica poderosa y declaraciones gestuales audaces en lugar de detalles más finos. Aunque es difícil hablar de una 'Escuela de Harare' o de un movimiento emergente, este espíritu de lugar también informa los trabajos de sus colegas más jóvenes, aunque cada uno está dejando su propia huella temática muy distinta.
Para Wycliffe Mundopa, la máxima hegeliana de que el arte debe ser de su tiempo y de su lugar es una descripción muy adecuada. Pocos artistas están más comprometidos con estar en Zimbabwe y compartir los dolores y las luchas de su gente que Mundopa. “Este sufrimiento es lo que nos hace”, es su lema y el sentimiento palpita en cada una de sus pinturas, que giran como un torbellino a través del vientre de las áreas de alta densidad y los puntos de dolor de Harare. Sus colores de circo y líneas retorcidas subrayan el comentario social nítido sobre un mundo donde el entretenimiento y la pobreza son compañeros cercanos y donde todo puede estar a la venta. En sus complejas composiciones, Mundopa muestra su profundidad de investigación histórica y su admiración por los Maestros holandeses, Rembrandt y Rubens en particular, haciéndonos sentir que si hubieran vivido en Harare hoy, así es exactamente como serían sus pinturas. La reciente exposición de Mundopa 'Myths of Harare' en Commune 1 Gallery (en Ciudad del Cabo) y la selección de obras complementarias en papel en Ebony Gallery, (también en Ciudad del Cabo) fue un éxito rotundo, mostrando por primera vez la destreza de Mundopa en abordar el museo. -Lienzos de tamaño. Solo podemos esperar lo que sucederá a continuación con este prodigioso talento.
Mavis Tauzeni produce, en muchos sentidos, un contrapeso a los frenéticos carnavales subversivos de Mundopa. Sus lienzos están inmersos en la inquietante quietud de la introspección y aguas que corren profundas. Profundamente personal, las imágenes de Tauzeni oscilan entre lo surrealista, lo futurista y lo soñador. Tiene cierto parentesco con el mundo de Wengechi Mutu, a quien Tauzeni cita como modelo a seguir. Sin embargo, a pesar de su superficialidad de otro mundo, el mundo de Tauzeni no es menos un comentario social, que habla implícita y explícitamente de las dificultades de ser una mujer - y una mujer artista - con un viaje independiente e individual. Mientras habla de las realidades de su vida en Zimbabwe, los tonos y sentimientos engendrados en su trabajo son inmediatamente empáticos, no solo para las mujeres, sino para todos nosotros que anhelamos romper con las convenciones y las expectativas sociales. Tauzeni ya ha llamado la atención por sus obras en papel, adquiridas por la Fondation Blanchere Collection en 2014, pero la verdadera pasión de la artista es la pintura. Tauzeni está listo para emerger como un pintor destacado, con una nueva exposición en First Floor Gallery titulada 'Eve's Diaries' y que comprende los principales lienzos.
En marcado contraste con Tauzeni y Mundopa está Gresham Tapiwa Nyaude. Si bien no está menos informado por el drama y el trauma de la vida diaria en Harare que Mundopa, la práctica de Nyaude es el epítome de la inteligencia callejera irónica que caracteriza el 'espíritu del ghetto' de su nativo Mbare. Traduciendo visualmente jerga y lengua vernácula, Nyaude trabaja en oleadas para crear una serie de pinturas temáticas obsesivas, exorcizando a cada sujeto hasta el agotamiento antes de someter a una nueva víctima a su agudo ingenio. Sus series anteriores incluyen 'The Midnight Shoppers' basada en la vida nocturna invisible e indocumentada del gueto de Mbare; 'Publicidad nativa', 'que nos confronta con cómo las noticias y los medios manipulan las percepciones de los africanos y particularmente de los zimbabuenses, y cómo se manipulan los propios medios; así como 'Dog's Life', en la que docenas de caninos relucientes miran desde los lienzos, sus muecas simultáneamente acusatorias, vengativas, victoriosas y prevocacionales, la espectral alegoría del 'ajetreo del gueto'. Nyaude ya ha despertado interés internacional, con obras de 'Dog's Life' que se exhibieron en SMAC Gallery a principios de 2015 y 'Native Advertising' actualmente en exhibición en F2 Galeria en Madrid, como parte del festival de galerías a3bandas en la capital española.
Intelectualmente acertado, emocionalmente poderoso y técnicamente hábil, este trío de pintores emergentes no debe ser subestimado. Juntos e individualmente, también son modelos a seguir para que sus compañeros los emulen y, dado lo que sabemos sobre el arte y los artistas de Zimbabue, hay más por venir.
Disfrutaste este artículo? Llegando a los estantes en la primera semana de septiembre y disponible en la próxima FNB JoburgArtFair 2015, encontrará más contenido de Valerie Kabov de First Floor Gallery Harare en el nuevo ART AFRICA. Su artículo, '¿Quién teme al gran mercado mundial del arte malo?' investiga el mercado mundial del arte y lo que esto significa para las preocupaciones reales del mercado en África.
AA HISTORIA Valerie Kabov PROPAGAR