PERFIL RoseLee Goldberg

El problema de la innovación (13.3): en conversación con RoseLee Goldberg

Andrew Lamprecht, curadora, profesora titular de la Michaelis School of Fine Art (UCT) y exeditora invitada de ARTsouthAFRICA 13.2, recientemente tuvo la oportunidad de hablar con RoseLee Goldberg sobre su participación en la Feria de Arte de Ciudad del Cabo de este año. Esta entrevista se publicó en su totalidad en la edición de marzo de Innovación (13.3) de ARTsouthÁFRICA.

PERFIL RoseLee Goldberg

Goldberg, nacido en Sudáfrica, es el director fundador y curador de Performa, una organización artística interdisciplinaria sin fines de lucro, que ha logrado presentar la primera y única bienal de espectáculos de artes visuales de EE. UU., Uno de los eventos artísticos más esperados en el país e internacionalmente.

Andrew Lamprecht: ¡Hola RoseLee! Estoy muy emocionado de saber que este año participará en la Feria de Arte de Ciudad del Cabo; de alguna manera, este es un hogar bienvenido.

RoseLee Goldberg: Hola Andrew, es realmente bueno tener esta oportunidad.

Entonces dime, ¿cuál será tu papel en la Feria de Arte de Ciudad del Cabo (CTAF)?

Los organizadores me han pedido que vaya a Ciudad del Cabo como curadora visitante. Dado que la feria es bastante nueva y será la primera vez que la visite, trataremos esta visita como un período de investigación, un momento para volver a conectar con la comunidad artística, para comprender el potencial de la feria como un imán para el arte y ideas en Sudáfrica y más allá, y considerar esto como un trampolín para comisariar un programa para la feria en 2016. Las ferias son omnipresentes y bastante agotadoras para todos estos días, pero la oportunidad aquí es pensar en formas de hacer que esta feria sea diferente y relevante para la ciudad y sus alrededores, para hacerlo tanto sobre la historia del arte y el futuro del arte y la cultura en esta sociedad como para extender su alcance más allá del mercado. Estas son algunas de las cosas de las que hablaremos.

Aunque crecí en Sudáfrica, no he vivido aquí durante mucho tiempo y sentí que era importante visitar (la Feria) primero, para familiarizarme con los últimos desarrollos en Ciudad del Cabo: los planes para el nuevo Zeitz MoCAA. museo, las nuevas direcciones de los museos existentes, las galerías y reencontrarme con muchos artistas y amigos. Parecía importante utilizar esta visita como una de exploración, como un paso hacia la colaboración en proyectos que podrían presentarse tanto en Nueva York como en Ciudad del Cabo en el futuro.

Eso es fabuloso. Ciudad del Cabo, y de hecho Sudáfrica o incluso el sur de África en general, no tiene su propia bienal, por lo que de alguna manera las ferias de arte de Ciudad del Cabo y Johannesburgo intentan cumplir parte de ese papel. ¿Podría hablarnos sobre cuáles cree que son los desafíos a la hora de generar nuevas ideas para hacer que el CTAF sea relevante y no solo una empresa comercial? ¿Tienes alguna idea al respecto?

He estado mirando hacia atrás a las dos Bienales de Johannesburgo que ocurrieron en los 90. De hecho, uno de mis estudiantes de posgrado en NYU hizo un trabajo de investigación bastante extenso sobre el tema, así que, gracias a lo que ha estado haciendo, me siento un poco más cerca de comprender las complejidades de esas bienales y lo difíciles que fueron de producir. tan poco tiempo después de los enormes cambios políticos que se produjeron en este país con el fin del apartheid.

Es difícil, bajo cualquier circunstancia, encontrar la financiación necesaria para una bienal, pero especialmente para un gobierno joven cuando hay tantos problemas políticos y económicos complejos que deben considerarse. Aun así, fue increíblemente emocionante tener la primera bienal exactamente en ese momento en el que el país se estaba abriendo al mundo y había tanto entusiasmo por lo que eso podría significar. Tanto para los artistas de Sudáfrica como para los extranjeros que fueron invitados a participar, la bienal abrió conversaciones sobre el arte y la política sudafricanos de formas que tuvieron un impacto enorme. Una feria de arte es más fácil de administrar porque comienza con una agenda comercial sencilla; La clave para una feria de este tipo en Sudáfrica es que los organizadores visualicen una situación que construya comunidades, tenga una gran agenda educativa y que utilice su respaldo financiero para conectar artistas, instituciones artísticas, escuelas, universidades e iniciativas gubernamentales. Los sudafricanos, por naturaleza, colaboran; son muy conscientes de la complejidad social y política, es algo con lo que todos crecemos en este país todos los días. Existe una tremenda conciencia de la necesidad de rigor, una conciencia plena en lo que respecta a las preocupaciones sociales en Sudáfrica.

En el contexto del mundo del arte internacional, hay una manera de utilizar la feria y los eventos satélites para destacar el arte y la cultura de la región, pero también para desarrollar un sistema original para usar su base financiera para tener un impacto de gran alcance dentro del país mismo.

No para encasillarlo, pero su papel como curador, académico y erudito en la historia del arte de la performance se celebra internacionalmente. ¿Se enfocará o se enfocará particularmente en el arte escénico en las discusiones que tendrá? ¿O mirarás el arte contemporáneo en muchas manifestaciones y medios?

Yo diría lo último. A veces me llaman 'historiador del arte de la performance', pero más exactamente, soy historiador del arte. La lente a través de la cual miro la performance es, ante todo, una lente de arte visual, y mi trabajo es mostrar cómo el arte en vivo, o la performance, es parte integral de la historia del arte. No considero el 'arte escénico' como una disciplina separada. Más bien, es un medio entre muchos que un artista puede elegir para expresar sus ideas. Los artistas siempre han realizado actuaciones, incluso Leonardo da Vinci creó eventos en vivo, al igual que muchos artistas del Renacimiento, junto con el trabajo en las 'artes sólidas' de la pintura y la escultura. En respuesta a su pregunta, analizaré el arte contemporáneo en todas sus manifestaciones y medios. Crecer en Sudáfrica tuvo mucho que ver con mi visión del arte en un amplio espectro de disciplinas y en el contexto de cambios políticos y económicos. Simplemente no era posible separar el arte visual del panorama político más amplio, o de otras disciplinas para el caso. Música africana, danza africana. En la radio, en las calles. Los tipos de arte que crecimos rodeados no podían verse desde un modelo occidental de historia del arte.

De vuelta a tu pregunta; Empecé Performa para señalar que la performance siempre ha sido parte integral de la historia del arte, para mostrar que los últimos cien años han sido un siglo multidisciplinario. Futuristas, dadaístas, surrealistas, Nueva York en la década de 1970. Miles de ejemplos apuntan al hecho de que los artistas trabajan en una amplia gama de disciplinas. El objetivo de la bienal Performa era aclarar esa historia y también encargar un nuevo trabajo, para revitalizar la idea de lo que podría ser la actuación de los artistas.

¿Cuál es su visión en este momento del arte proveniente del continente africano, incluso específicamente de Sudáfrica? ¿Tiene algún comentario al respecto? ¿Es algo que esperas ver en la CTAF y en tus viajes por Sudáfrica?

Siempre me emociona lo fuertes que son los artistas sudafricanos, lo sofisticados que son, tanto en términos de estética como del riguroso cuestionamiento que está en el corazón de su trabajo. Tienen un núcleo real en términos de imperativos morales; dan forma a su trabajo, por abstracto que sea, para que sea un vehículo de ideas.

Siempre estoy tratando de entender qué es lo que hace que este trabajo sea tan poderoso, y me volveré a hacer esa pregunta, de cerca, en el contexto de la feria. A menudo me preguntan: "¿Qué país tiene una escena de artes escénicas particularmente fuerte (en este caso)?" o "¿Hay artistas interesantes allí?" y hay mucho de qué hablar cuando se trata de artistas sudafricanos. En general, hay un estándar muy alto en las escuelas de arte sudafricanas, entre los artistas y el trabajo que producen. Está muy ligado al país, su carácter e historia, pero no es provinciano.

Creo que la CTAF es algo muy emocionante en Sudáfrica. Hemos tenido la Feria de Arte de Johannesburgo durante varios años y creo que tener CTAF le da competencia; la competencia siempre es sana cuando se trata de estas cosas. También tiene un enfoque muy diferente, en muchos sentidos, aunque hay muchas galerías similares allí y lo han estado durante los dos cortos años que ha estado funcionando. No sé si lo sabe, pero participé en las dos primeras ferias de arte.

No estaba al tanto de su participación. Dime más. Es muy útil saber de usted directamente cómo surgió.

Fui el curador invitado de la primera feria de arte y también participé de alguna manera en la segunda feria de arte, simplemente dándoles consejos y demás, y estoy muy impresionado por lo que sucedió y cómo ha crecido, así que ' Tengo muchas ganas de verlo este año. Creo que traer a gente como tú para dar consejos demuestra un compromiso muy profundo por parte de los organizadores.

Estoy encantado de contar con sus consejos y antecedentes. Espero tener una mejor comprensión de la historia de la feria, pero también de los planes a largo plazo sobre hacia dónde podría ir en el futuro.

Creo que el CTAF tiene un enfoque muy nuevo. Aunque los organizadores no tienen experiencia en arte, están abiertos a cualquier idea, a cualquier posibilidad. Esto a veces puede ser frustrante, especialmente para aquellas galerías que exponen y han estado involucradas en docenas de ferias de arte en todo el mundo, pero a veces encuentras cosas muy interesantes que salen de eso.

Bueno, estoy seguro de que es posible hacer esto de manera muy inteligente, para vincular las grandes escuelas de arte, las universidades, las muchas comunidades de Ciudad del Cabo y sus alrededores. Por supuesto, necesita el lado comercial para ayudar a generar y pagar este tipo de conversaciones. Es emocionante escuchar que siente que los organizadores están buscando hacer esto.

Fue maravilloso ver la cantidad de personas que entraban por las puertas. Un grupo muy grande de personas, no tan diverso como debería ser, pero creo que ese es uno de los desafíos que enfrentan los organizadores, asistió a algo que normalmente no asistirían. Las personas que no suelen poner un pie en una galería institucional o comercial se sintieron cómodas al entrar al CTAF y ver una amplia selección de arte. Me siento muy positivo al respecto.

Espero experimentar todas estas partes de primera mano y ser parte de una discusión mucho más amplia sobre cómo evolucionará la CTAF, cómo podría ser eficaz en la construcción de una comunidad artística fuerte e inclusiva en el Cabo. Este será un viaje emocionante y espero que podamos comenzar conversaciones sobre la posibilidad de traer el trabajo de Sudáfrica a Performa y, con suerte, también, para crear un fin de semana de Performa en la próxima feria.