Boletín de AA 09 de junio Kabov1

'La facilidad de la ficción:' Valerie Kabov en conversación con Dexter Wimberly

Durante su tiempo en la Gran Manzana para The Armory Show 2016, Valerie Kabov habló con Dexter Wimberly, curador independiente con sede en Nueva York y ferviente fanático del arte, sobre su reciente exposición titulada 'The Ease of Fiction' celebrada en CAM Raleigh, Carolina del Norte. A través de su práctica a lo largo de los años, Wimberly ha ido retirando las capas de su propia educación cultural (como afroamericano) y la conexión entre los afroamericanos, África y la diáspora, profundizando cada vez más en esta conexión, pero al mismo tiempo interactuando. con otros temas y áreas de interés para apoyar a artistas emergentes sin restringir su propia práctica e intereses.

Boletín de AA 09 de junio Kabov1Meleko Mokgosi, detalles de Pax Kaffraria: artimaña de desautorización, 2010-13. Óleo y carboncillo sobre lienzo, siete partes 274.3 x 2590.8 cm en total. Imagen cortesía de Honor Fraser Gallery, Los Ángeles, CA y Museo de Arte Contemporáneo, Lyon, Francia.

'The Ease of Fiction' es la segunda parte de una exploración en curso del arte africano contemporáneo. El año pasado, Wimberly coorganizó una exposición en la ciudad de Nueva York titulada 'No Such Place: Contemporary African Artists in America' en Edward Tyler Nahem Bellas artes con su amigo y colaborador Larry Ossei-Mensah. Esta exposición se centró en desacreditar la idea de África como una mono-cultura y contó con obras de los artistas ruby ​​onyinyechi amanze, Modou Dieng, Brendan Fernandes, Derek Fordjour, Sherin Guirguis, Vivienne Koorland, Wura-Natasha Ogunji y Adejoke Tugbiyele. En la segunda iteración, con CAM Raleigh, Wimberly se centra en variadas interpretaciones de la historia, dentro y fuera del continente, con artistas como ruby ​​onyinyechi amanze, Duhirwe Rushemeza, Sherin Guirguis y Meleko Mokgosi.

Boletín de AA 09 de junio Kabov3ruby onyinyechi amanze, detalle de Parientes, 2014. Grafito, tinta, pigmento, esmalte, fototransferencias, purpurina sobre papel, 203.2 x 198.12cm. Imagen cortesía de Tiwani Contemporary, Londres y del artista.

Valerie Kabov: Los caminos hacia la curaduría son muchos y variados. ¿Podría darnos un poco de antecedentes sobre su carrera como curador? ¿Cómo un emprendedor ycofundador de una empresa de marketing juvenil brillantemente exitosa se encuentra en el espinoso campo de la curaduría de arte?

Dexter Wimberly: cofundé una agencia de marketing y relaciones públicas en 1995 a la edad de veintiún años. En los trece años que dirigí la empresa conocí a varios fotógrafos y diseñadores gráficos talentosos que en realidad eran artistas plásticos que llevaban una doble vida. Durante el día disparaban anuncios o diseñaban logotipos corporativos, pero de noche estaban en sus estudios haciendo pinturas, esculturas o fotografías de bellas artes. Encontré esta dualidad tremendamente fascinante. Antes de esa época, mi experiencia con el arte contemporáneo no iba más allá de visitar museos un par de veces al año. Yo era de otro mundo, pero el arte y, lo que es más importante, los propios artistas se convirtieron en el centro de mi atención. Durante años había trabajado con clientes como Coca-Cola Company, Adidas y Virgin Mobile y, aunque eran cuentas lucrativas, nunca sentí que mi contribución fuera tan satisfactoria personalmente como podría serlo. Una vez que comencé a aplicar mi experiencia empresarial a las carreras de los artistas, pude ver de inmediato el impacto que estaba teniendo en sus vidas. También pude sentir la diferencia que hizo para mí.

Originalmente no tenía la intención de convertirme en curadora, la organización de exposiciones era solo una extensión del apoyo que podía ofrecer a los artistas. No fue hasta hace una década, después de que el Savannah College of Art and Design me contratara como consultor de marketing, que comencé a considerar la posibilidad.

Al mismo tiempo, organizaba exposiciones en nombre de artistas que consideraba amigos íntimos y sentía que estaba desarrollando una voz curatorial. Algunas de estas exposiciones llamaron la atención de los conocedores del mundo del arte y me ofrecieron la oportunidad de trabajar con un museo y luego con una galería comercial. Solo en retrospectiva veo cuán inusual ha sido mi camino hacia la curaduría.

¿Cómo influye su experiencia en su enfoque de la curaduría? Curiosamente, su biografía indica que ha mostrado a más de trescientos artistas en varios proyectos. ¿Es esto una indicación de sus prioridades: defender a los artistas y apoyar sus carreras?

Entré al mundo del arte con los artistas como mi enfoque principal. Fueron mis primeros aliados y me enseñaron los desafíos de ser unartista. Un par de artistas creyeron en mí antes y como resultado yo creí en mí mismo y en la idea de que podía hacer una contribución significativa.

Mis intereses personales siempre han incluido la historia, el derecho y la economía. El mundo del arte se presentó como el lugar perfecto para que yo aplicara estos intereses. He sido muy prolífico en cuanto a la cantidad de exposiciones que he organizado y la cantidad de artistas con los que he colaborado. Hay dos razones para esto: la primera es que siempre estoy buscando oportunidades para mostrar un gran trabajo, soy muy romántico con el arte, y hace muchos años me di cuenta de que lo que puedo ofrecer (en términos de conexiones con artistas talentosos, ideas frescas para exposiciones y mi experiencia en comunicación) es muy valiosa para galerías e instituciones de arte. La segunda razón es que tengo el interés y la energía para trabajar a un ritmo acelerado. No es una carrera para hacer más que nadie; es simplemente mi deseo de hacer el mejor trabajo posible.

Boletín de AA 09 de junio Kabov2Sherin Guirguis, detalle de Sin título (lahzet zaman), 2013. Técnica mixta sobre papel cortado a mano, 274.32 x 182.88cm. Imagen cortesía de The Third Line Gallery, Dubai y del artista.

Su trabajo abarca el arte africano contemporáneo, el arte africano de la diáspora y el arte afroamericano. ¿Qué fue primero y cómo creció este interés?

Mi práctica curatorial no está ligada a mi origen étnico; mi práctica está anclada en mis intereses. Está tan influenciado por mi identidad estadounidense como por mi identidad afroamericana o negra. Digo esto porque lo que he estado explorandomás consistentemente en mi trabajo curatorial es la historia, el consumo y la política. Todos estos temas están profundamente conectados con mi vida como estadounidense; un diagrama de Venn de todas mis exposiciones ilustraría este hilo conductor. Dicho esto, estoy profundamente interesado en mi propia cultura y la conexión entre los afroamericanos, África y la diáspora.

El arte contemporáneo africano se considera a menudo en la misma categoría que el arte de la diáspora africana. En 'The Ease of Fiction' se superponen por completo. ¿Cómo se siente con esta categorización?

Sí, existe el peligro de categorizar el 'arte africano contemporáneo' junto con todo el arte de la diáspora africana. Soy consciente de que existen diferencias significativas. En términos generales, todo el arte realizado por afroamericanos y artistas de la diáspora africana a menudo se denomina "arte negro". Esta es una generalización categórica que se ha debatido durante años. Mi objetivo para 'The Ease of Fiction' era muy específico: quería presentar el trabajo de cuatro artistas nacidos en África que actualmente viven en Estados Unidos para examinar más a fondo la idea misma del arte africano contemporáneo.

El título 'The Ease of Fiction' es simple y excepcionalmente complejo y rico en contexto. ¿De dónde viene el título?

Creo que es más probable que las personas tomen el camino de menor resistencia en sus vidas. Nos contamos fantasías todo el tiempo: a veces se llama pensamiento positivo y, a veces, es un mecanismo de supervivencia. Enmarcando esta idea en el contexto de la historia y las creencias sobre hechos históricos, creo que las ficciones son muy fáciles de creer.

Seleccioné a los artistas según el tema de su trabajo. En realidad, fue su trabajo el que inspiró el concepto y el título de la exposición.

Boletín de AA 09 de junio Kabov4Duhirwe Rushemeza, detalle de ¿Quién soy yo cuando soy libre?, 2014. Mortero de fraguado fino, detritos de madera, acrílico y metal, 121.92 x 121.92 x 12.7 cm. Imagen cortesía del artista.

¿Ha visitado ya partes de África?

Todavía no he visitado África. El próximo capítulo de mi exploración del arte contemporáneo de África me llevará a Ciudad del Cabo el próximo año para mi primera visita y exposición en el continente. A continuación, organizaré una exposición en una galería en Dubai (también en 2017) que marcará mi primera visita al Medio Oriente.

He adoptado un enfoque muy mesurado para montar exposiciones en otros países. Para mí es importante sentir que hay una razón de peso, más que la oportunidad de visitar un lugar nuevo. Por ejemplo, he viajado a Japón cinco veces y he organizado dos exposiciones allí. Mi esposa es japonesa y, como resultado, se volvió cada vez más importante para mí construir una conexión entre lo que hago como curadora y la otra cultura que ahora es la mitad de mi vida. Sin embargo, lo que también me emociona es que he estado presentando el trabajo de artistas estadounidenses emergentes en Japón, en la mayoría de los casos ofreciéndoles su primera exposición en el país.

Como afroamericano nacido en la década de 1970, crecí en una época en la que 'reconectarse con las raíces africanas de uno' se consideraba una parte muy importante de la identidad negra. Con el tiempo, comencé a comprender que gran parte de ese imperativo era el resultado de cierto tipo de apropiación cultural, el residuo de las teorías del Black Power de la década de 1960, así como lalegado de la política racial de Estados Unidos. Mucho de esto estaba fuera de mis ideas personales sobre África. Como curadora, me di cuenta de que si voy a continuar haciendo un trabajo significativo con artistas africanos, es fundamental que viaje para ver, con mis propios ojos, lo que se hace referencia y en el contexto previsto.

El ensayo curatorial de 'The Ease of Fiction' habla sobre la universalidad de las ideas con las que se involucra cada uno de los artistas, a pesar de sus orígenes muy diversos. La "universalidad" ha sido un concepto muy ridiculizado en la teoría del arte, contaminado con la idea del dogma eurocentrista: quién decide qué es universal y qué no. ¿Cuál es la idea de universalidad que defiendes en 'The Ease of Fiction'?

La universalidad de las ideas a las que me refiero en el ensayo de la exposición es la noción de que nuestros recuerdos personales y prejuicios culturales impactan en cómo vemos el mundo y cómo interpretamos la historia. El trabajo de Sherin Guirguis es un maravilloso ejemplo de esto. Sus primeros recuerdos de vivir en Egipto antes de mudarse con su familia a Los Ángeles a la edad de catorce años continúan informando su trabajo, pero admite fácilmente que siente una conexión y una distancia con su lugar de nacimiento. A través de su trabajo, se involucra con algunos de sus recuerdos de la infancia, como ver al presidente de Egipto, Muhammad Anwar El-Sadat, asesinado en televisión en 1981, pero se da cuenta de que su tiempo viviendo en Estados Unidos, así como su distancia física de la vida diaria en Egipto, ha impactó cómo interpreta su propia historia.

Las pinturas de Duhirwe Rushemeza también abordan los efectos del tiempo y la memoria. Las pinturas tradicionales de estiércol de vaca imigongo, el modernismo y los recuerdos de la infancia de edificios coloniales deteriorados en Ruanda y otros países africanos inspiran su trabajo actual. Las pinturas de Rushemeza evolucionaron a partir de una práctica anterior que desarrolló en respuesta al genocidio de Ruanda de 1994. Darse cuentaque este trauma no era más que una dimensión de su vida, se inspiró en otros aspectos de la historia de Ruanda, así como en sus propios viajes a Costa de Marfil (en África Occidental) y Alemania.

¿Puedes contarnos más sobre el proceso de selección y cómo te estableciste en este pequeño grupo, todos africanos y residentes en Estados Unidos?

Me conmovieron mucho las pinturas de Meleko Mokgosi desde mi primer encuentro con él hace casi cuatro años, mientras visitaba el programa de residencia de artistas del Studio Museum en Harlem. Había estado buscando el momento y el lugar adecuados para trabajar con él. Significa mucho para mí que él y los otros artistas hayan confiado en mi visión. Conozco a ruby ​​onyinyechi amanze desde hace casi siete años y he tenido la oportunidad de trabajar con ella en varios proyectos. También he incluido a Sherin Guirguis y Duhirwe Rushemeza en exposiciones anteriores. Parte de mi proceso curatorial implica la construcción de relaciones a largo plazo con artistas. Esto me permite seguir trabajando estrechamente con ellos a medida que evoluciona su práctica. También hace que nuestro trabajo conjunto sea mucho más colaborativo e intuitivo.

Valerie Kabov es historiadora del arte y se especializa en política cultural y economía cultural. Su práctica de investigación, escritura y educación abarca desde la interculturalidad y la globalización, los sectores artísticos emergentes y la sostenibilidad, así como el análisis del mercado del arte. Es cofundadora y directora de Educación y Proyectos Internacionales de First Floor Gallery Harare, la primera galería y espacio educativo independiente, internacional y contemporáneo de artistas emergentes de Zimbabwe.

'The Ease of Fiction', que se llevará a cabo en CAM Raleigh, Carolina del Norte, se llevará a cabo del 3 de marzo al 19 de junio de 2016.

Este artículo se publicó por primera vez en ARTE ÁFRICA Revista, Vol.01, Iss.04, titulada 'The North American Issue', junio de 2016.