Boletín de AA BisiSilva1

Décimo Encuentro de Bamako: En conversación con Bisi Silva

ARTE ÁFRICApublicación hermana de Snapped habló con el curador Bisi Silva sobre la X Encuentros de Bamako: Bienal Africana de Fotografía en Mali, que se inauguró en octubre.

En esta entrevista, Silva arroja algo de luz sobre la historia de los eventos, la importancia del tema de este año, 'Contar el tiempo', los desafíos que enfrenta la fotografía africana y la importancia del medio como herramienta para ayudar a recordar y redefinir.

Boletín de AA BisiSilva1

Snapped: ¡Enhorabuena por su nombramiento como Director Artístico de los 10º Encuentros de Bamako! Por favor, ¿puede contarles a nuestros lectores sobre la Bienal, su historia y hasta qué punto ha crecido a lo largo de los años?

Bisi Silva: ¡Gracias! La bienal es la primera y principal plataforma internacional dedicada a la fotografía africana y los medios basados ​​en lentes en el continente. Fundado en 1994, Bamako Encounters tiene como objetivo promover y evaluar prácticas basadas en la fotografía desde perspectivas locales e internacionales, operando como una plataforma para presentar obras de arte y cultivar relaciones profesionales entre artistas, curadores, historiadores del arte, coleccionistas y el público en general.

En los últimos veinte años ha crecido no solo en tamaño sino también en la diversidad de prácticas fotográficas que presenta.

La Bienal de este año ha recibido una abrumadora cantidad de postulantes. ¿Cree que esto indica una creciente apreciación de la fotografía en y desde África?

Como la plataforma de fotografía más antigua y más grande del continente, destaca la importancia que todos conceden a la bienal. Como sabemos, la brecha de cuatro años se debió a la amenaza a la soberanía del territorio de Malí en 2012, lo que supuso un retroceso en todos los frentes. Que el gobierno de Mali considere a la cultura como un componente importante en la renovación del país es loable.

Boletín de AA BisiSilva2

¿Cómo diría que contribuye la Bienal al crecimiento de la fotografía en el continente y su posterior recepción en el exterior?

The Bamako Encounters ha jugado un papel importante en la conexión de fotógrafos de todo el continente, pero también a nivel internacional. Cuando comenzó, había pocas plataformas donde los profesionales del continente pudieran reunirse y compartir información. Por ejemplo, como parte de mis viajes de investigación curatorial, visité la región de los Grandes Lagos, específicamente Burundi, Ruanda y Uganda. Tenía curiosidad por saber qué estaba pasando allí. Hay algunos fotógrafos y artistas, pero las escenas artísticas están realmente en una etapa embrionaria y funcionan de forma aislada. Por lo tanto, era importante poder conocer gente y presentarles la Bienal de Bamako, donde parece que pocas personas habían oído hablar del evento. La participación de estas regiones subrepresentadas es un objetivo importante de la bienal. Espero que en los próximos años esos países se conviertan en miembros más activos del programa y la red Bamako Encounters.

Durante los últimos quince años que llevo viniendo a Bamako he visto las redes que se han desarrollado y se han inspirado en Bamako y otros festivales como Addis FotoFestival, Picha y otros pequeños grupos, individuos e iniciativas. Muchos artistas también han alcanzado la fama internacional como resultado de su participación en los Encuentros.

¿Puede contarnos más sobre el tema general de la Bienal de este año, 'Telling Time' y el enfoque curatorial que hay detrás de él?

A través del enfoque en el tiempo, quería que los artistas se involucraran con la gran cantidad de eventos que estaban sucediendo; los acontecimientos en Malí, la revolución en Burkina Faso, la devastadora crisis del ébola, así como los acontecimientos que suceden en todo el mundo, como Black Lives Matter en los Estados Unidos y las protestas en Brasil. Estos discursos también son apropiados dentro del contexto de Malí y la tradición de la oralidad, transmitiendo historias de una generación a otra para traer la tradición de la narración al marco, pero también para hacerlo lo suficientemente abierto como para fomentar una diversidad de perspectivas.

En lugar de seleccionar obras de las más de ochocientas solicitudes que recibimos para encajar simplemente en una temática estrecha, pudimos discernir subtemas con los que los artistas se estaban involucrando. Entre ellos se encontraban artistas que se ocupaban del pasado y en cuyo trabajo el archivo ocupaba un lugar destacado. Otro subtema importante fue la arquitectura y cómo se puede narrar la historia de una ciudad, pasada o presente, a través del entorno construido. También hubo trabajos que abordaron hechos recientes, incluida la mencionada crisis en Mali y Burkino Faso. Nos hubieran gustado más propuestas sobre el futuro y, si bien recibimos un trabajo en video de ciencia ficción, también nos brindó la oportunidad de explorar la práctica basada en lentes que abordaba este tema más de cerca, lo que resultó en la exposición temática 'Hacia el futuro y la espalda ', que presenta realidades alternativas desde una perspectiva africana a través de la fotografía, el video y el cine.

En resumen, los subtemas en torno a los que construimos las exposiciones incluyen la temporalidad, la memoria y la historia a través de narrativas personales y colectivas.

Boletín de AA BisiSilva5Vista de instalación de Moussa Kalapo, la métaphore du temps 2015.

Trabajando como curador independiente y fundador de El Centro Contemporáneo de Arte (CCA), Lagos, debes tener muy buena idea de hacia dónde se dirige la fotografía africana contemporánea. ¿Puedes dar más detalles sobre esto? ¿Cuáles son algunos de los principales desafíos que enfrentan los fotógrafos africanos en la actualidad?

Durante la última década, cada vez más fotógrafos muestran su trabajo en África y el mundo. Hay algunos trabajos muy fuertes e interesantes por ahí. Sin embargo, creo que todavía nos queda un largo camino por recorrer y el crecimiento real no es tan visible. Esto se debe a la falta de infraestructura y educación. Hay pocos o ningún estudio formal en fotografía - la historia o la práctica - fuera de Sudáfrica, lo que pone a muchas personas en desventaja. Si la efervescencia actual de hoy pudiera complementarse con una educación sólida, será la mitad del problema resuelto. He visto a demasiados fotógrafos que se atascan después de unos años, incapaces de llevar su trabajo al siguiente nivel solo porque no tienen los conocimientos técnicos.

Hay muchas iniciativas que se están desarrollando para cubrir el déficit, pero necesitamos apoyo gubernamental y financiero. No creo que sea justo que solo las Bellas Artes estén disponibles en el nivel terciario en la mayoría de los países.

Se le ha citado diciendo que "planea desarrollar un programa sólido que resalte las prácticas locales y las sitúe en contextos continentales y globales". ¿Cómo amplía el alcance de la Bienal de Bamako para garantizar una audiencia y participación global?

Creo que hay un malentendido, porque mi objetivo es fomentar la participación local. Durante la mayor parte de su historia, la bienal se ha centrado en el ámbito internacional. ¿Cuáles son las posibilidades de cambiar eso convirtiéndolo en un evento local reconocido internacionalmente?

En consecuencia, generar impulso e inclusión a nivel local es uno de los principales objetivos de esta bienal. Con este fin, comenzamos con un gran programa bajo el paraguas de 'Focus Mali'. Esto incluye la exposición '(Re) generations', un examen de los veinte años de historia de la bienal a través de una presentación de material y objetos de archivo; 'En Connexion' del curador maliense Chab Toure, que presenta una nueva generación de fotógrafos malienses y 'Mali Jaw', un proyecto con 10 estudios de fotografía locales que presentan sus archivos en sus comunidades inmediatas y un ambicioso programa de pedagogía dirigido a un máximo de cien escuelas. en Bamako. Estos son esfuerzos importantes para que la población local sea un participante activo de este importante evento internacional.

¿Cuáles son los mayores desafíos de la Bienal para el futuro?

Localización y educación. ¿Pueden los Encuentros de Bamako convertirse en un evento importante que esté anclado localmente pero tenga un alcance internacional en el futuro? Eso creo. No sé hasta qué punto se comparte eso, pero estoy convencido de que cuando eso comience a suceder, las infraestructuras que son inexistentes o débiles dentro del país pueden nutrirse y crecer programática, curatorial, artística e intelectualmente, produciendo una diversidad de prácticas y conocimientos fotográficos que emanan tanto del país como de la región. Creo que estos son los desafíos, pero son emocionantes.

Boletín de AA BisiSilva4

Bisi Silva es el Director Artístico del X Encuentros de Bamako: Bienal Africana de Fotografía. También es curadora independiente y fundadora / directora del Centro de Arte Contemporáneo de Lagos, donde ha curado varias exposiciones locales e internacionales clave, incluido el programa de arte panafricano Asiko. También ha sido co-comisaria de la 10ª Bienal de Arte Contemporáneo de Tesalónica, Grecia, 'Praxis: Arte en tiempos de incertidumbre' en septiembre de 2 y la Bienal de Dakar en Senegal en 2009. Fue miembro del jurado internacional de la 2006ª edición de Venecia. Bienal (junio de 55) en la que el Pabellón de Angola ganó un León de Oro.