Scar Tissue

El metal como medio y la forma animal

Roberto Vaccaro es un artista sudafricano que actualmente vive y trabaja en el área de Garden Route. Está representado por Galería Candice Berman y esculpe predominantemente la vida silvestre común al paisaje sudafricano y trabaja con chatarra como medio de expresión.

ARTE ÁFRICA habló con Roberto Vaccaro sobre su práctica artística, el laborioso desafío de utilizar el metal como su principal elección en el medio y la relación orgánicamente mecanizada entre el hombre y la naturaleza.

Roberto Vaccaro. 2016. Archimedes (Búho). Metales de técnica mixta. Imagen cortesía de Roberto Vaccaro
Roberto Vaccaro. 2016. Arquímedes (búho). Metales de técnica mixta. Imagen cortesía de Roberto Vaccaro.

ARTAFRICA: Tus esculturas tienen una conexión clara con los habitantes naturales de Sudáfrica y la vulnerabilidad de estas criaturas. ¿Los ideales de conservación de la fauna local juegan un papel importante en la formación de su trabajo?

Roberto Vaccaro: Absolutamente. En mis obras, exploro la conexión y la dinámica entre naturaleza humana y la naturaleza misma - el medio que elijo es la metáfora. Las obras están hechas a partir del subproducto de la experiencia humana.

Lo que termina en los montones de chatarra, donde a menudo me puede encontrar, hurgando en lo que hemos tirado, descartado, 'para no volver a usarse nunca más', el desperdicio es una especie de 'cupón' del pasado, listo para ser recuperado. -propuesto. Según tengo entendido, el conservacionista quiere que enfrentemos a la fuerza los desechos que producimos y, a su vez, enfrentemos el pasado.

Asimismo, las obras que produzco nos obligan a 'confrontar' lo olvidado colocándolo en los espacios que conocemos como la 'corriente'. Nuestro impacto en la tierra está astutamente disfrazado, oculto y oculto en vertederos, tuberías de alcantarillado y smog invisible, pero nuestro impacto determinará, y ya lo ha hecho, nuestro destino. En Sudáfrica, ignoramos constantemente nuestro impacto, por lo que, literalmente, utilizo nuestro 'impacto' como una forma de mostrar al espectador los depredadores, las aves y los animales autóctonos a los que afectamos negativamente; obligo a los espectadores a ver estos animales. en su subproducto humano, estado descartado.

Has dicho que tu abuelo y tus padres te inspiraron a dedicarte al trabajo en metal y a la escultura. ¿Cuándo empezó a manifestarse tu amor por las artes?

En primer lugar, no diría que me encanta el arte, es más un trastorno compulsivo. Me pongo tenso, frustrado y me quedo despierto por la noche si no hago esto. ¡Es una cosa increíble! Este impulso de hacer arte, como lo he descrito, no fue realmente el resultado de ninguna influencia externa, ni se puede decir que alguien (o algo) 'me inspiró' a comenzar a hacer esto.

Siento que estoy conectado de esta manera, y que en cualquier momento de mi vida, de muchas maneras, me estaba expresando y atravesando el proceso creativo, incluso si era tan tonto como hacer garabatos en un libro de texto en el primer grado, o pintar con aerosol las paredes de mi casa en el noveno grado.

Por supuesto, esto no quiere decir que no se deba dar crédito a aquellos que me apoyaron en el camino y que me brindaron las habilidades, las herramientas y el espacio necesarios para ser yo mismo. Es más exacto decir que he dicho que mis abuelos y padres facilitaron mi amor por el arte en sus respectivos roles.

Roberto Vaccara. 2014. trueno gato. Metal Mixto. Imagen cortesía de Roberto Vaccara.

El metal parece ser su forma de expresión preferida: ¿qué cualidades del medio lo impulsan a seguir usando este material y ha enfrentado algún desafío al trabajar con chatarra?

Los lápices, la pintura, la cera y la arcilla son medios delicados y se pueden regalar a un niño; normalmente es solo el tema lo que crea ese poder.ry ferocidad. Pero con mis obras, incluso si alguien no sabe cómo se hace, en sus mentes están adivinando que se trata de derretir, quemar, respiradores y botas con punta de acero. El metal pone al espectador en un estado de sumisión.

El tamaño, el peso y el frío son abrumadores. Invoca una sensación de poder, pesadez y asombro que otros materiales no suelen tener. Sorprendentemente, mis esculturas todavía son identificables de alguna manera. Mis artículos de metal están torturados y distorsionados, casi irreconocibles, e incrustados en el cuerpo del animal. Encontrarás objetos cotidianos y familiares: un abrelatas, palos de golf, una trompeta, una bicicleta; una vez que hayas mirado un poco más, puedes acercarte a mi escultura y encontrar un reloj que alguna vez tuviste.

Luego, los espectadores pueden hablar sobre el trabajo y los elementos peculiares que contiene. Teoriza e interpreta mis esculturas si puedes, pero a los académicos y a los críticos les digo esto: elijo el metal porque sé que no importa quién seas, tu cuerpo es suave y efímero, y no hay cantidad de dinero ni título. te hará más fuerte que el metal, ni más importante que los animales a los que se parecen. Por eso, mis esculturas hacen que todos los que lo vean sean iguales.

No hay que preocuparse por roturas, grietas, errores de cálculo, suciedad o una fecha de vencimiento. Sin embargo, el desafío es convertir la chatarra enuna escultura: todo lo relacionado con el uso del metal es un desafío laborioso.

En 2011, su trabajo estuvo presente en el Festival de Artes de Grahamstown y desde entonces ha estado presente en numerosas exposiciones. Mirando hacia atrás a su proyecto matricial 'Cicatriz' y la relación simbiótica del hombre y la máquina: ¿cómo llegó a conceptualizar esta idea de amalgamar la forma humana y la chatarra para un proyecto de último año?

El tema fue “forastero en el pueblo”. Había estado incursionando en el arte callejero y era algo extraordinario lanzar un mural en algún espacio público y permanecer desconocido. Esto formó la premisa de mi trabajo anual 'cicatriz'- el extraño pasa desapercibido, con qué se enfrentan, cómo se las arreglan y a qué tienen miedo.

La imagen mental del lugar en el que vivía este hombre era un futuro cercano distópico posapocalíptico. Era uno de los carroñeros sin nombre en el páramo corroído y tóxico, mecanizado y construido con capas y capas de su entorno circundante, usándolo como 'armadura' para pasar el día.

Esta es la imagen mental y surcontemplación vivaracha que inspiró a mi carroñero sin nombre con su armadura, que de alguna manera era como yo como artista callejero.

Roberto Vaccara. 2016. African Stray I (Perro salvaje). Metal mixto. Imagen cortesía de Roberto Vaccara.

De todas tus esculturas, ¿cuál dirías que es tu pieza favorita y por qué?

"Cicatriz'- comenzó todo, y me recibe en mi camino de entrada todas las mañanas y noches. A veces los perros le ladran. Por la noche, su silueta no se distingue de la de una persona real, por lo que es una buena medida de seguridad. Me trae buenos recuerdos ver dónde empecé. También es un punto de referencia para medir todos los trabajos en contra; Scar Tissue es el punto de referencia.

Para más información sobre el artista contactar Galería Candice Berman