Luiz de Abreu, O samba do crioulo doido, 2004-2013. Vídeo, 22'28 ". Fotógrafo: Renata D'Almeida. Cortesía del artista y fotógrafo.

Nunca hemos vivido en un mundo poscolonial

Agora Somos Todxs Negrxs?

Vistas Exposição "AGORA SOMOS TODXS NEGRXS?"Vistas Exposição "AGORA SOMOS TODXS NEGRXS?"

Como oda a la autorrepresentación, la exposición 'Agora Somos Todxs Negrxs?' ('Now Are We all Black?') Evidencia la gran brecha de voces negras desaparecidas, no solo en las instituciones del arte contemporáneo, sino también en todos los demás espacios de representación política, que han excluido sistemáticamente este tipo de autoría. La importante exposición, que ahora se exhibe en el Galpão da Associação Vídeo Brasil hasta el 16 de diciembre de 2017, aprecia y reconoce el lugar de los artistas negros contemporáneos en la producción cultural brasileña. Interviniendo en tales espacios, y desatando una red de artistas y obras que hacen referencia a una gama de temas no limitados a la raza, la exposición trae cuerpos históricamente racializados para reclamar su espacio institucional. Al involucrar estas perspectivas individuales, se crea una red que luego puede determinar el proceso de cómo este nuevo mundo, uno que respeta las narrativas individuales agregadas y de autoría propia, puede llegar a ser.

Ser negro en Brasil implica una visibilidad selectiva. Uno es casi invisible en los medios de producción intelectual y artística, mientras que la población negra tiene una presencia masiva en la periferia de las ciudades y en la base de la pirámide social. Es producto de un proyecto político excluyente que continúa actuando de manera omnipresente en varios ámbitos. Frente a esta violencia entrometida, ¿cómo se reivindica una identidad representativa? Si hablamos de orígenes, es imposible hablar de una sola expresión del Arte Negro en Brasil, ya que lo que implica la 'negritud' en sí mismo ya se origina en varias regiones diferentes y ha sufrido muchas otras influencias culturales en su trayectoria de África a América.

En esta exposición se recupera Zozimo Bulbul, importante artista carioca, en particular del cine de los años 1970, en su video performance Alma no Olho (Alma en el ojo) de 1973. En esta pieza, interpreta la trayectoria de los negros desde sus tribus en África, pasando por la esclavitud en Brasil, y el espacio paralelo que ocupan en la sociedad brasileña actual. Este espacio limita a la población negra a roles u ocupaciones que siguen siendo reverberaciones de un pasado de esclavitud: en el pasado pudieron haber sido sirvientes o aurigas, hoy esto se traduce en trabajos domésticos serviles. Aunque es evidente que se trata de funciones nobles, estos roles aún dominan el mercado laboral disponible y, por lo tanto, restringen a la población negra en la actualidad.

Aunque la pieza de Bulbul tiene más de 40 años, dialoga directamente con la interpretación de Musa Michelle Mattiuzzi de Merci Beaucoup Bianco, que plantea la banalización de las imágenes de violencia ejercida sobre los cuerpos negros, así como la carga dolorosa que llevan los cuerpos femeninos negros, en concreto, de formas invisibles o no percibidas. La pintura blanca cubre todo su cuerpo, y las agujas que atraviesan su piel facial no son tan evidentes hasta que se quitan y su sangre roja brillante comienza a gotear sobre el blanco contrastante. La actuación es visualmente fuerte y coloca un cuerpo no normativo en una posición que evidencia la carga de un dolor que el espectador no nota de inmediato.

El cuerpo se convierte en un componente llamativo en muchas de las obras de la exposición. Denuncian las continuas huellas de colonialismo que atraviesan sus vivencias, los fantasmas de una violencia patriarcal que no deja de infligir daño para sostener el mito de una narrativa única 'universal'. Estos cuerpos se exotizan y el dolor se normaliza perversamente en sus representaciones.

Rosana Paulino, Proteção extrema contra a dor eo sofrimento I, 2011. Grafito y acuarela sobre papel, 32,5 × 42,5 cm. (izquierda). Proteção extrema contra a dor eo sofrimento II, 2011. Grafito y acuarela sobre papel, 32,5 x 42,5 cm. (Derecha) Imágenes cortesía de Galpão Video Brasil.Rosana Paulino, Proteção extrema contra a dor eo sofrimento I, 2011. Grafito y acuarela sobre papel, 32,5 × 42,5 cm. (izquierda). Proteção extrema contra a dor eo sofrimento II, 2011. Grafito y acuarela sobre papel, 32,5 x 42,5 cm. (Correcto). Cortesía de Galpão Video Brasil.

En este contexto, se extraen y sanean experiencias disidentes de la norma (femeninas, negras, de la periferia, LGBTS…) para el consumo de una forma de arte que, la mayoría de las veces, les habla de poblaciones negras, en lugar de ofreciéndoles su turno para hablar. Es notable que, si bien una parte significativa del arte brasileño habla de la población afrobrasileña, en su mayoría no lo hacen los propios afrobrasileños. Las galerías y las colecciones de arte siguen siendo muy poco representativas de esta demografía. Reconociendo esto, el curador Daniel Lima hizo un punto ético al encargar nuevas obras a tres artistas: Ana Lira, Michelle Mattiuzi y Jota Mombaça; también eligió a propósito artistas que son mujeres, trans o no binarios. Lima busca intervenir directamente a nivel institucional, dando gran importancia a este tipo de relaciones con los artistas, rompiendo así la continuidad de las tendencias depredadoras de los curadores hacia las obras. Al hacer explícita la necesidad de etiquetas auto-tituladas, Lima busca asegurar la representación de estas perspectivas entre exhibiciones y colecciones, así como ser más capaz de señalar fallas siempre que exista una distribución inadecuada o desproporcionada de la representación dentro de tales instituciones.

La exclusión de la perspectiva negra se vuelve flagrante cuando consideramos que Brasil tuvo la esclavitud más grande y duradera del mundo entero. Recibió a más del 45-50% de los africanos esclavizados del mundo y, en el siglo XIX, la ciudad de Río de Janeiro tenía la mayor población negra de todas las ciudades fuera de África. ¿Cómo es posible tener, en esta nación expresivamente negra, tal subrepresentación en el arte actual? Esta contradicción se apunta en el surgimiento del reconocimiento de la importancia de las cuestiones identitarias, así como de entender estas cuestiones como transversales e interseccionales. Por ejemplo, Rosana Paulino's Tecido Social (Social Fabric) representa, en grandes piezas de tela cosidas entre sí, cada una con una imagen que apunta a un rol social, político y económico específico en la sociedad, la profunda dependencia que cada uno de estos roles tiene entre sí. Señala que la existencia de una clase baja es absolutamente esencial para suministrar el tiempo o los bienes disponibles que, en última instancia, benefician a las clases superiores. Usando textiles, Paulino nos lleva de regreso a las nociones de domesticidad, haciendo referencia a la profunda historia del trabajo doméstico que está arraigada en Brasil, con la gran mayoría de las personas en esos roles siendo mujeres negras.

Con el cuerpo del artista negro como denominador común, comenzamos a ver la expresión de nuevas formas de retener una identidad particular, así como todos los obstáculos existentes en el camino de la autodeterminación. Por ejemplo, la insurgencia de los estereotipos que se imponen a este organismo se describen en la obra de Luiz de Abreu. Samba do Crioulo Doido (Samba del loco Crioulo); la denuncia del genocidio de la población negra se presenta en 111 Cale-se (111 Be Quiet) de Ana Lira; las opresiones vividas por las feminidades se retratan en las obras de Rosana Paulino, como Proteção Externa contra dor e Sofrimento (Protección externa contra el dolor y el sufrimiento); e incluso la urgente necesidad de reparación en A Ferida Colonial ainda dói, vol. 6: Vocês nos Devem (La herida colonial todavía duele, Vol. 6: Todos nos deben) por Jota Mombaça.

El racismo institucional y la infrarrepresentación de los negros en los espacios de poder han provocado, como resultado, una precariedad en las condiciones de vida y en el ejercicio de los plenos derechos de los afrodescendientes.

El racismo institucional y la infrarrepresentación de los negros en los espacios de poder han provocado, como resultado, una precariedad en las condiciones de vida y en el ejercicio de los plenos derechos de los afrodescendientes. Esto crea el imperativo de una respuesta colectiva y comunitaria, como podemos ver en Zumbi somos Nós! (¡Zumbi somos nosotros!) Del Frente 3 de Fevereiro, en el que una enorme pancarta con este dicho se extendió sobre las gradas de los aficionados al fútbol durante un partido de fútbol en la Ocupación Prestes Maia. Dialoga con la manifestación haitiana mostrada en el video Nou pap ¡Obedece! (¡No Obedecemos!) De Daniel Lima y Felipe Teixeira. En este contexto, el arte asume, simultáneamente, un papel estético y una postura de manifestación política.

Además, el título de la exposición, tomado del artículo 14 de la Revolución Haitiana e invertido en una pregunta provocadora, también muestra una actualización de la lucha: eliminar la letra que denomina género en portugués para 'negro', sustituyéndola por la 'x' más maleable y neutral en cuanto al género, que aparece como 'negrxs'. Esta importante actualización sustenta la provocación de cómo repensar una población más grande que requiere un reconocimiento explícito, preservando al mismo tiempo las narrativas individuales de autorrepresentación. Invoca la necesidad de pensar en estas diferentes luchas juntas, para comprender la necesidad, en multiplicidad, de contrarrestar el polo de poder que se ha centrado en una única narrativa blanca, patriarcal y explotadora.

Cadu Oliveira es un militante interseccional en los temas de LGBT, el movimiento negro y PVHIC (Pessoas vivendo com HIV / People living with HIV), en el colectivo Revolta da Lâmpada.

Paula Van Erven es artista visual y miembro del colectivo Lanchonete.org, que articula temas relacionados con el derecho a la ciudad.

Moisés Patrício, Aceita ?, 2014-2017. Presentación de diapositivas fotográficas, 180 x 180 cm. Imágenes cortesía de Galpão Video Brasil.Moisés Patrício, Aceita?, 2014-2017. Presentación de diapositivas fotográficas, 180 x 180 cm. Imágenes cortesía de Galpão Video Brasil.

Título del artículo cortesía del artista, Jota Mombaça.

IMAGEN DESTACADA: Luiz de Abreu, Oh samba do crioulo doido, 2004-2013. Vídeo, 22'28 ”. Fotógrafo: Renata D'Almeida. Cortesía del artista y fotógrafo.
Una versión anterior de este artículo se refirió incorrectamente a la exposición como '¿Somos Todxs Negrxs?', Y no mencionó el nombre del artista para Merci Beaucoup Bianco. Desde entonces, estos errores se han corregido en línea.