MELODÍAS Y FRASES: En conversación con Stompie Selibe

ARTE ÁFRICA tuvo la oportunidad de sentarse con Daniel Stompie Selibe en el período previo a Feria de Arte de Ciudad del Cabo 2017 y discutir su trabajo que se presentará en Galería de bellas artes Candice Berman, Stand D8.

Boletín de AA 2017 Feb14 Stompie2Stompie Selibe en su estudio en Johannesburgo. Imagen cortesía de Candice Berman Fine Art.

ARTE ÁFRICA: Naciste en Soweto en 1974. Como todos sabemos, Soweto tiene una historia musical muy rica. ¿De qué manera este entorno ha canalizado su práctica?

Stompie Selibe: Crecí siendo testigo de la devastación de mi comunidad en Soweto a principios de los 80. Al mismo tiempo, también vi y escuché la riqueza y la fuerza de la comunidad. Todos estaban tan conectados entre sí, había un verdadero sentido de comunidad y arte en medio de eso. Nos apoyamos mutuamente para enriquecer nuestros objetivos individuales. Si se descubría talento, se apoyaba, independientemente de las oportunidades. Había integridad, dignidad y la capacidad de desarrollar un sentido de sí mismo en medio de una identidad comunitaria solidaria.

El sistema en ese momento, con el movimiento anti-apartheid, iba a cambiar las cosas y apoyar a los jóvenes, mujeres y chicas - creó un sentido de orgullo. Aprendí y experimenté lo importante que es dar siempre. Desarrollé un fuerte sentido del mundo que me rodea y la importancia de dar expresión a las experiencias de la vida. También desarrollé un sentido de lo importante que es vivir, desarrollar, contribuir y abrazar un mundo racial y multicultural. Fue en Soweto que me interesé y sigo estando muy interesado en explorar quiénes somos, tanto racial como culturalmente, y comprometerme con quiénes somos como país democrático.

Los músicos de mi comunidad, Stompie Manana y Denis Nene, me han influenciado más. Ellos han sido y continúan siendo mis mentores. Aprendo mucho de ellos sobre cómo explorar la música, el arte y la democracia.

Por lo que tengo entendido, pasó algún tiempo en 1998 haciendo grabaciones de campo en Namibia, Angola, Cuba y Bélgica. ¿Podrías contarnos un poco más sobre estos? ¿Qué estabas grabando y por qué?

Mi buen amigo Bie Venter me presentó al curador Fernando Alvim, y luego al músico Victor Gama. Fernando y Víctor estaban trabajando en todo el mundo, utilizando la música para abordar el conflicto y la violencia. Estaban especialmente interesados ​​en Cuba, Namibia, Sudáfrica y Angola. Hicimos una gira de cuatro a cinco meses, investigando y compartiendo música. Más tarde hicimos una grabación en Bélgica. Esta fue la primera vez que viajé fuera de Sudáfrica; era 1998, cuatro años después de nuestras primeras elecciones. Una cosa que me conmovió profundamente fue ver lo poderosa que es la música como lenguaje: puede sanar, unir a las personas y brindarnos las herramientas para una mayor comunicación.

Boletín de AA 2017 Feb14 Stompie1Stompie Selibe en su estudio en Johannesburgo. Imagen cortesía de Candice Berman Fine Art.

Como modos de expresión, ¿hay alguna distinción para ti entre música y arte visual?

Cuando tocas música, tocas algo estructurado; tiene un principio y un final, se puede escribir, puede ser terapéutico, puede ser tanto experimental como expresivo, puede atraer una atención profunda a capas de emociones y experiencias y dar forma a pensamientos desconocidos.

El arte visual tiene algunas similitudes. Cuando aprendes a hacer arte, también tiene cierta estructura: tiene forma, forma, textura, perspectiva, experimentas y formas imágenes. También expresa una profunda emoción y ayuda a que surjan nuevas ideas. Funcionan bien juntos. Trabajar con ambos me ayuda a desarrollar todo tipo de melodías y frases, musical y visualmente. Están entrelazados y te dan otra forma de ver y experimentar las cosas, lo que te permite hacer un lío, reconstruirlo, hacer otro lío y, a partir de eso, crear imágenes o sonidos que tengan significado.

Ha descrito su proceso como impulsivo, casi terapéutico. Aparte del acto de pintar, ¿cuál es su relación con el material? ¿Cómo se elige los colores, por ejemplo?

Mi proceso en el arte y la música es de improvisación. Elijo colores en función de un sentimiento, de la inspiración, de la alegría y de lo que me apasiona crear y responder. De esta manera es terapéutico, porque creo y borro, viajo un mapa emocional de mi interior y de mí mismo como miembro de mi comunidad, Sudáfrica y el mundo.

En 2001 se formó en Arteterapia en el Centro de Arteterapia en Johannesburgo. Al hablar de arteterapia, mencionas la necesidad de no imponerse, de buscar un término medio, "Es importante no dar consejos, no interrumpir o intentar arreglar". ¿Podrías desarrollar esto a partir de tus propias experiencias como artista?

Me han moldeado diferentes principios de la arteterapia y diferentes métodos. Todos tenemos experiencias de vida y vivimos en lugares particulares en momentos particulares. En Sudáfrica estamos en el proceso de construir una nueva nación, esto ha sido y sigue siendo muy importante para mí en mi desarrollo. Estar involucrado en la construcción de comunidades, ayudar a las personas a crecer y desarrollarse, expresarse y descubrir su propia creatividad ha sido parte de mi vida desde que era adolescente. He trabajado con familias VIH +, jóvenes, refugiados, mujeres de zonas rurales y personas que luchan por encontrarse a sí mismas y a encontrar su lugar en el mundo. He trabajado en Constitution Hill, Nkosi's Haven y con Big Fish, brindando a las personas herramientas para desarrollar sus propias vidas. Permitir que las personas se expresen como personas creativas y mundanas es importante para mí y para construir nuestra nación. Construir es un acto creativo, por lo que todos necesitamos herramientas que nos ayuden a crear y sanar al mismo tiempo. Crear arte y construir nuestro país tienen mucho en común; cada uno exige que escuchemos, que demos, que colaboremos y exploremos juntos.

Boletín de AA 2017 Feb14 Stompie3Stompie Selibe en su estudio en Johannesburgo. Imagen cortesía de Candice Berman Fine Art.

Se le ha citado diciendo que cuando "nos ocupamos de los sonidos y las visiones, estamos en medio del yo sagrado ... Estamos comprometidos en una transacción sagrada de la que sabemos sólo un poco, la sombra no la forma". ¿Es importante para usted tratar de comprender la forma, o la transacción en sí es más importante, ser parte de ella?

Mi viaje creativo, ya sea en la música o en el arte, está lleno de aprendizaje, experimentación, respuesta a problemas actuales y el deseo de contribuir y participar. Crear imágenes para mí trae desarrollo. Puede unirnos como sudafricanos para explorar quiénes somos unos para otros como compañeros constructores de este país, con un pasado compartido. Mi arte se basa en mi sensibilidad emocional, espiritual y política, así como en mi compromiso con el crecimiento de nuestras comunidades. Para mí, ser artista es una oportunidad para explorar las muchas voces, perspectivas e historias que son mías y parte de este país. Como artista he tenido la oportunidad de ver cómo otros
Los países intentan enfrentar los mismos desafíos que tenemos nosotros, cómo las personas moldean y son moldeadas por sus mundos, y cómo podemos buscar mejores formas de vivir juntos.

Me gusta hacer un trabajo que invite a la gente a cuestionar cosas, ir a lugares nuevos, sentirse incómodo y romper sus límites, interactuar y aprender de personas que son diferentes a ti. Así es como podemos crear algo nuevo.

Trabajar con Candice Berman en su galería e ir a la Feria de Arte de Ciudad del Cabo ha sido una oportunidad maravillosa para hacer eso con nuevas comunidades, para que nos conozcamos de manera significativa de maneras nuevas y creativas.

El trabajo de Stompie Selibe también ha aparecido recientemente en la edición de enero / febrero de 2017 de la revista Habitat.