JUNIO de 2010

Grupo Michaelis; Te hizo mirar


MI NOMBRE ES LEGION

EN OCTUBRE DE 2009, UN GRUPO DE JÓVENES ARTISTAS CAPETONIANOS DECIDÍAN UNIRSE, PINTARSE DE GRIS Y LLEVAR A LAS CALLES PARA UNA GRAN CANTIDAD DE ENCUENTROS ESPECÍFICOS DEL LUGAR. EN FEBRERO DE 2010, VUELVEN A VOLVER A INFECTAR LA CIUDAD. POR GENNA GARDINI.

izquierda derecha Los artistas del colectivo suplican ante la entrada de la Comisaría de Caledon Square el 7 de octubre de 2009. Después de un breve
período, uno por uno, se establecen hasta el final de un período asignado. Foto: Niklas Zimmer; Los artistas crearon un monumento de mojón en silencio usando
Escombros de edificios contemporáneos arrojados ilegalmente por constructores alrededor del Distrito Seis, Ciudad del Cabo, 17 de febrero de 2010.

La primera vez que me reuní con el colectivo secreto sin nombre, amenazaron con iniciarme en él. Después de ver fotos de ellos desafiando estoicamente a varias autoridades de City Bowl mientras estaban pintados de gris tiza, estaba un poco preocupado. ¿Qué implicaría exactamente? Pregunté, tratando de buscar en el lugar un deslizamiento de arcilla escondido. Afortunadamente, no pude encontrar ninguno y el tema de mi inducción no volvió a plantearse. El tema de la iniciación, sin embargo, surgió repetidamente mientras hablaba con un pequeño segmento del colectivo sin nombre de 29 personas (una estimación tenue, ya que su número a menudo cambia). Esto tiene sentido, ya que los miembros son en su mayoría estudiantes de tercer año de Michaelis Art y el colectivo en sí nació de un proyecto de clase.

Cuando se les pidió, en 2009, que se emparejaran y realizaran trabajos “impermanentes y con conciencia social” en sitios específicos de la ciudad, los estudiantes decidieron vetar el trabajo de dos en dos y, en cambio, se agruparon en un grupo grande e inclusivo. Anna Stielau, miembro, explicó el pensamiento detrás de esto: “¿Qué diferencia realista pueden hacer dos personas en el espacio de Ciudad del Cabo? Si el objetivo del emparejamiento fuera aparentemente aumentar el impacto del producto final, ¿no sería mejor cuatro personas que dos? Entonces, ¿no sería el 29 incluso más poderoso? " La decisión también se vinculó con sus intentos de situarse como artistas jóvenes "luchando contra el énfasis generalizado en la práctica artística individual criado en los círculos de arte contemporáneo".

El primer día del proyecto, el grupo se reunió frente a la Galería Nacional de Arte de Sudáfrica y se pintó de gris en silencio. El color se eligió para evitar cualquier connotación política particular, mientras que, curiosamente, también funciona como una referencia a la naturaleza concreta de la ciudad misma. Haroon Gunn-Salie, otro miembro del colectivo, explicó que el grupo decidió quedarse sin palabras porque creían que “los artistas jóvenes no pueden ser un megáfono para la sociedad”. Luego se embarcaron en una marcha de un día por la ciudad, actuando en unos 16 sitios. Estos lugares incluyeron la estación de policía de Caledon Square, donde un miembro trató de persuadir a los agentes perplejos de que no los arrestaran mientras el resto del grupo se arrodillaba con la cabeza echada hacia atrás, al estilo de una ejecución.

EL MISMO ACTO DE ELEGIR UNO
PARTICULAR LUCHA EFICAZMENTE
EXCLUYE TODOS LOS DEMÁS.

El colectivo también intentó infamemente detener el disparo del Noon Day Gun, llegando a Signal Hill y, para consternación del único guardia de seguridad, postrándose ante el cañón (comprobando primero que sus tapones para los oídos estaban en su lugar). . No impidieron que estallara, pero ciertamente causaron revuelo: después del disparo, el grupo salió del humo, ileso pero posiblemente más gris que antes. Los lugareños también pueden recordar sus campañas publicitarias de guerrilla, donde las fechas de las actuaciones del colectivo aparecieron repentinamente en carteles pegados por toda la ciudad y el muro de la preparatoria Cape Town.

Las reacciones del público en parte perplejas y en parte intrigadas a estos episodios llevaron al grupo a su último concierto en el festival Infecting the City de Ciudad del Cabo. Como parte de ese programa, realizaron más de sus encuentros interactivos efímeros, y finalmente construyeron un monumento de mojón de escombros de constructores y basura general en el Distrito Seis. El último día del festival, el grupo se reunió, se cubrió con su color característico y subió a Table Mountain, donde aparentemente se encontraron con un grupo de niños de la escuela en una excursión que exigían ser pintados también.

En última instancia, el colectivo, que todavía opera sin nombre, está tratando de hacer un trabajo que fomente una reacción personal. “Sudáfrica presenta una innumerable gama de causas que defender, pero el mismo hecho de elegir una lucha en particular excluye a todas las demás”, dice Stielau. “Estar en silencio y estar quieto en el bullicio de la ciudad lo distingue, pero también alienta al público a invertir en la pieza llenando ese silencio con palabras tanto habladas como no dichas”. Para obtener más información sobre el colectivo, consulte http://artheat.net/mixtape/2009/10/grey-matter.html.

Genna Gardini es poeta y escritora afincada en Ciudad del Cabo.


EXPOSICIÓN DONDE ELEGIMOS

MADE YOU LOOK ES UN NOMBRE COLECTIVO ADOPTADO POR DOS JOVENES ARTISTAS DE JOHANNESBURGO, NARE MOKGOTHO Y MOLEMO MOILOA. ROBYN SASSEN PRESENTA SU MODELO INTERVENCIONISTA DE HACER ARTE.

arriba - abajo Molemo Moiloa, delantero, asistiendo a Anitra Nettleton's
inaugural Sermón en un tren, 19 de marzo de 2009; Molemo Moiloa, izquierda y
Nare Mokgotho; Audiencia en Gazart exposición, 44 Stanley Avenue,
Johannesburgo, 29 de octubre de 2009.

“Hemos formalizado nuestra colaboración”, me dice con rigidez Nare Mokgotho, de 23 años, debajo de su gorra plana a cuadros. Molemo Moiloa, de 22 años, se sienta al otro lado de la mesa. "¿Estás casado?" Les pregunto a los dos miembros del colectivo de arte Made You Look, sorprendidos por el ángulo que parece estar tomando nuestra entrevista. Moiloa, actualmente matriculado en una maestría en antropología en la Universidad de Wits, se ríe a carcajadas, eliminando los nervios previos a la entrevista.

“Como sugiere el nombre, se trata de intervenciones irónicas que fomentan la re-observación y la des-familiarización con lo común”, ofrecen la pareja en su blog. En su último año de grado en
Wits University, Mokgotho y Moiloa planearon Sermón del tren, una serie de conferencias académicas llevadas a cabo en trenes que se basaron en la tradición urbana de sermones religiosos realizados improvisadamente en trenes: la gente pasa tanto tiempo viajando que ya no va a la iglesia. Las audiencias han compuesto estudiantes y viajeros desprevenidos. Hasta la fecha, han montado tres de estas conferencias: a cargo de la especialista en arte africano Anitra Nettleton, la académica de arquitectura Kirsten Doermann y la profesora de literatura africana, Isabel Hofmeyr.

El colectivo trata de “hacer accesible nuestro trabajo y exhibirlo como elijamos”. Si bien esta idea suena comercializable, los valores de estos artistas no se tratan de poliananismos. "¿Cuán públicas son las conferencias públicas?" preguntan en su trabajo. Hablan del poder del conocimiento, los orígenes del conocimiento y su propósito real.

EL COLECTIVO SE TRATA DE “HACER
NUESTRO TRABAJO ACCESIBLE Y
EXHIBIENDO COMO ELEGIMOS ”.

“El proyecto no se trata de producir un evento 'emocionante'. Es un intento de establecer una conexión con personas que están fuera del capullo de la academia ”, dice Mokgotho, actualmente empleado por la agencia de publicidad J. Walter Thompson y finalista en el premio Sasol New Signatures 2008. El público se convierte inocentemente en peón de su proyecto. Made You Look no carece de humanidad al reconocer al público que viaja en tren. Si bien reconocen la energía provocativa de los trenes, refiriéndose a Bongani Khoza, miembro del personal de Wits School of Arts, como punto de referencia, filmó los sermones religiosos hace unos años en su arte.

En colaboración con otros, Mokgotho y Moiloa, finalista de los premios PPC Sculpture Awards antes de cambiar a un modelo intervencionista en su creación y pensamiento artístico, han desarrollado Gazart.

"Gazat es un término loxion para ayudar a comprar spaaikos [argot callejero para comida]. Al agregar una 'r', estamos creando una plataforma para que los jóvenes creativos tengan libertad para crear y expresarse sin restricciones de galería ”, dice Mokgotha.

Ellos nombran a Frances Goodman, miembro del personal de la sesión de Wits, como una influencia importante.

“Hizo las preguntas correctas”, dice Moiloa, quien inicialmente quería dedicarse al desarrollo gerencial en el arte para aplacar los deseos de sus padres. “Pero también lo hicieron Anitra Nettleton, Jeremy Wafer y David Andrew… Todos nos animaron a ir más allá de lo habitual. El departamento es bastante conservador. Se trataba de que una idea pudiera tener vida propia. Somos fanáticos de Guy Debord y los situacionistas. Gran parte de nuestro pensamiento fue estimulado por las ideas de Josef Beuys y su Open University. Se trata de permitir que la información circule, en la urbanidad ”.

Volviendo a la noción de matrimonio.

“No nos unimos para ser un colectivo”, explica Mokgotho.

“Fue porque disfrutamos de intereses similares”, sonríe Moiloa. “Es más fácil no hacer este tipo de trabajo solo. La atención de los medios se ha centrado en la idea de que estamos haciendo algo grandioso por la sociedad. Lo somos, pero no de la forma en que lo ve la prensa convencional. Estamos cuestionando el sistema en sí ".

Robyn Sassen es editora artística del Informe Judío de SA y trabaja como autónoma para varias publicaciones impresas y en línea.


Publicado por primera vez en Art South Africa Volumen 8: Número 04