JUNIO de 2011

Cassandra Wilmot


LA FABRICACIÓN DE MÚLTIPLOS

2011 MARCA EL SEGUNDO AÑO EN QUE LA JOVEN IMPRESORA CASSANDRA WILMOT HA SIDO FINALISTA EN EL CONCURSO ABSA L'ATELIER. GENNA GARDINI DISCUTA RAYOS X Y EXODUSA CON EL ESTUDIANTE DE MFA DE RHODES.

izquierda derecha Cassandra Wilmot, Escanear I, Escaneo II, Escaneo III, todos los fotogramas con Photoshop en papel Hahnemühle, todos de 40 x 58 cm.

Cuando hablo por primera vez con Cassandra Wilmot,1 el grabador con sede en Grahamstown que ha sido finalista regional de Eastern Cape en Absa l'Atelier durante dos años consecutivos, al principio me sorprende lo mesuradas que son las respuestas del artista de veintidós años. Pero, al observar más de cerca sus grabados, este tipo de actitud serena hacia cuestiones bastante personales (desde su familia hasta su reubicación obviamente transformadora de Joburg a Grahamstown) tiene sentido: hay algo en el trabajo de Wilmot que se extiende a ambos lados de la línea entre lo científico y lo distante y lo íntimo. En el primer dato que ofrece sobre sí misma, Wilmot describe su trabajo como un intento de “manipular, mediante el uso de técnicas como mezzotinta, aguatinta y estarcido, [los grabados] para obtener una 'estética' fotográfica similar a la radiografía." Es esta fascinación por la técnica como un medio para agregar y eliminar cosas lo que parece informar la mayor parte de su trabajo: ella lo llama “mostrar no solo lo que vemos sino lo que sabemos”.

Al describir cómo se interesó en el grabado, Wilmot habla sobre la semilla que se cose en su época como colegiala de St Andrews y luego se nutre durante su BFA en Rhodes:

Me introdujeron por primera vez en el grabado en la escuela, donde nos dieron una pequeña hoja de zinc para grabar. Me encantó lo que, en ese momento, parecía un énfasis en la permanencia de las líneas que creamos. Más tarde, en Rodas, nos dieron una serie de conferencias sobre “el poder de la impresión”, que me pareció muy interesante. Me di cuenta de la importancia histórica del grabado, especialmente en Sudáfrica. Encontré esta tradición muy atractiva.

A pesar de considerar brevemente una carrera en periodismo, Wilmot eligió el grabado en lugar de los medios impresos y su interés en los aspectos técnicos del medio se profundizó: “Durante nuestras clases electivas de introducción al grabado, me entusiasmaron los procesos técnicos involucrados en el grabado ... Me atrajo el numerosas posibilidades que los procesos de grabado, en todas sus formas, permitieron, y el potencial inherente para crear múltiples ”.

Esta preocupación por los múltiples finalmente llevó a jugar con una estética de rayos X en una serie de trabajos que tuvo un éxito inmediato:

El año pasado envié una serie de aguafuertes [a la Absa l'Atelier]… aunque sólo una de las impresiones llegó a la final. Se titulaban “After-Images” y eran el resultado de los primeros experimentos con aguatintas que realicé para obtener la estética de la radiografía. Mi experimentación surgió del deseo de lograr el aspecto fotográfico de “exposición múltiple” en forma grabada. Esto parecía viable ya que, en esta etapa, se me había hecho evidente que los grabados a menudo se componen de muchas capas de trabajo. Para lograr este aspecto, coloqué objetos reales en mi placa de grabado de cobre y dejé que una aguatinta de colofonia (un polvo fino que luego se calienta para adherirse a la placa) rodee el objeto, dejando el área que ocupaba el objeto sin exponer a la colofonia. Esto permitió que el área alrededor del espacio del objeto tomara tono y que el espacio donde había estado el objeto no se viera afectado, conservando así la ligereza. Una vez que mordí mi plato y realicé una impresión de prueba, me di cuenta de que podía construir una imagen más dimensional repitiendo el proceso y manipulando las áreas superpuestas de oscuridad y luz. Hice esto usando objetos reales de nuevo (plantillas de los objetos y otras soluciones menos convencionales y más suaves) para "detener fuera ”las áreas que quería que no se vieran afectadas por el ácido.

izquierda derecha Cassandra Wilmot, Errorismo I, Errorismo II, Errorismo III, todo 2010, toda impresión fotográfica digital en papel Hahnemühle, todo 55 x 43 cm.

La respuesta de Wilmot a por qué está interesada en probar las aguas radiactivas al hacer estos grabados de rayos X recorre una línea similar entre lo clínico y lo personal:

La razón por la que inicialmente comencé a trabajar de esta manera fue porque se adaptaba a las preocupaciones conceptuales del trabajo en particular que estaba haciendo: el trabajo trataba sobre cuestiones de seguridad y la amenaza potencial de los objetos mundanos. Después de eso, sin embargo, me volví más consciente de la belleza de los rasguños y huellas dactilares en la superficie de estos objetos, y comencé a buscar la recolección de rayos X que contenían algún tipo de deslizamiento, ya sea en su composición a menudo tosca o en los rastros de ropa que parecen bastante extraños.

Concluyendo nuestra charla, Wilmot tiene esto para aventurarse sobre el futuro del grabado en Sudáfrica: A pesar de su prominencia en la historia cultural de Sudáfrica, creo que el grabado es un medio que se ha convertido cada vez menos en objeto de atención académica y aclamación popular. Este medio tradicional también se está viendo rápidamente como una forma pasada de moda. Creo que los grabadores sudafricanos necesitan repensar la expresión y el rango visual y textual del grabado para intentar igualar su estatus entre las formas de arte más dominantes, como la pintura o la escultura, y restaurar su prominencia en la historia del arte.

1. Cassandra Alexis Wilmot nació en Johannesburgo en 1988. Completó su BFA en la Universidad de Rhodes, donde se especializó en Grabado, en 2010. Actualmente se encuentra en el primer año de su MFA en Grabado en Rhodes.

Genna Gardini es redactora y editora en línea de la revista Art South Africa.


Publicado por primera vez en Art South Africa Volumen 9: Número 04