Corte de Lawrence

En conversación con Lawrence Lemaoana

Art South Africa en conversación con Lawrence Lemaoana, uno de los artistas sudafricanos invitados a participar en los eventos 'Art In Embassies' celebrados en Sudáfrica

Corte de Lawrence
Entrevistando a Lawrence Lemoana en Langa, Ciudad del Cabo.
Art South Africa: ¿Cómo se involucró en esta colaboración?
Lawrence Lemaoana: Conocí al embajador hace unos meses, porque era nuevo en el país, en un encuentro de arte en Joburg, conmigo mismo como artista independiente y artistas de otras galerías, incluidas Mary Sibande y Sam Nhlengethwa. y otros artistas. Estados Unidos ha sido muy bueno promoviendo un intercambio cultural durante los últimos 6 años; han tenido este programa todo el tiempo, aunque estaba un poco inactivo porque tenían otras situaciones políticas con las que lidiar. Siendo el embajador un mecenas de las artes, nos invitó a hablar, a tener talleres con los estudiantes, etc., así es como nos involucramos.
¿Cómo se relaciona tu trabajo, como artista, con las ideas que se discutirán en la exposición y la charla: Identidad, Historia y Raza?
Mi trabajo ha consistido en cuestionar la esencia de la identidad y esta idea de investigar el significado de la identidad; la teoría de que la identidad es un mito, que se construye y que las personas se enfrentan a una realidad material ligada a la raza, el sexo y todas esas cosas. Por el momento, mi trabajo trata sobre las ideas de masculinidad y masculinidad negra dentro del rugby, que es una especie de deporte blanco en Sudáfrica; ¿Cómo utilizamos el arte para señalar una realidad alternativa? Encaja bien, pero incómodamente bien, así que siempre soy consciente de esa idea de cuando algo encaja perfectamente, es incómodo. En cierto modo, el taller y la conversación me ayudarán a pensar de una manera más compleja sobre estos temas y me darán una forma más concreta de avanzar.
Dices que eres un artista independiente, ¿elegiste no estar en una galería?
He tomado una especie de pausa del mundo del arte; Estoy pensando en diferentes tipos de metodologías de creación, no hay una sola forma, el sistema de galería no es la única forma de hacer trabajo. Ahora mismo estoy trabajando en mi Maestría en Wits, y estoy viendo la metodología de supervivencia de la industria del taxi como una forma de crear obras. Estoy pensando en comprar un taxi e intentar insertarlo en un museo. La industria del taxi en este país ofrece el 60% del transporte de este país, por lo que la mayoría de la población confía en este sistema, pero no son reconocidos formalmente; Estoy viendo esas complejidades. Jugando y creando y siendo una fuerza interesante, sin ser reconocido por el gobierno ni por el sistema formal.
Que este evento es el ejemplo perfecto de ...
Lo es, pero para mí, al entrar en las casas de la gente, me siento incómodo e intrusivo; este es el espacio de vida de alguien. Al mismo tiempo, son las personas las que se destacan, hay una agencia que tienen como personas. En Joburg tenemos este tipo de proyectos, Arts on Main, etc., y luego hay un tipo diferente de Maboneng; se trata de arte, se trata de llevar a la comunidad artística acomodada a las comunidades más pobres, y restaurarlas, definitivamente hay una complejidad allí. Pero para mí, la infraestructura en la que trabajamos es muy complicada desde el principio.
mural de pájaros
Una sección del mural pintado en las casas Langa TAG por los artistas y escolares. Diseño de plantilla de Khaya Witbooi.
¿Cuál es su opinión sobre la escena artística establecida en Sudáfrica y el sistema de galerías que mencionó?
Es un sistema interesante y es un sistema poderoso. Tiene sus problemas, tiene sus personajes, tiene episodios interesantes. Es un sistema realmente complicado que tiene sus raíces en el comercio, esa es una de las cosas que tendemos a olvidar. Cuando alguien hace una obra de arte controvertida, no necesariamente va a cambiar nada para las personas que ya están educadas en las artes. Entonces esa complicación, ese malentendido, se vuelve interesante. Cuando alguien que no está "educado" para ver el trabajo, ve el trabajo, ¿cuál es su relación con él? Tiene que ver con la cultura, tiene que ver con el idioma, tiene que ver con la ya complicada infraestructura del país. He perdido interés en el proceso del mundo del arte, estoy más interesado en las cosas que transforman el espacio, que transforman el pensamiento, no creo que haya habido suficiente energía para eso. El cubo blanco sigue siendo el cubo blanco, y nadie cuestiona la esencia de lo que significa el cubo blanco. Tratar de trasplantar el cubo blanco en la casa de alguien, es como regurgitar el mismo proceso con una pigmentación diferente.
¿Cómo abordaría este problema?
Uno de los textos que he leído recientemente es 'Pedagogía de los oprimidos' de Paulo Freire, habla de este crecimiento que se inicia desde una comunidad. No se trata de imponer una educación ajena, de decir “esta es la forma que funciona, la vamos a formular en esta comunidad porque tenemos estos personajes”. Lo contrario de eso sería, cómo te comunicas con las comunidades para decir, “existen estas posibilidades, existen estas formas de verse a uno mismo, existen estas formas de producir algo desde la comunidad”. Esta es una forma de hacerlo. Estamos realmente atrapados en lo probado y probado, existe esta conexión con Occidente, informa lo que somos y en realidad no nos informamos a nosotros mismos, sino en relación con Occidente. Entonces estoy interesado en ese tipo de proyectos, que hablan de la expresión que viene desde adentro.
Lawrence Khaya Robert P
Lawrence Lemoana (centro) trabajando en las plantillas para el mural con el embajador Gaspard y su esposa, Raina Washington (izquierda) y Khaya Witbooi y Robert Pruitt (derecha).
Entonces, ¿cuáles son sus puntos de vista sobre el embajador estadounidense y los artistas estadounidenses que han llegado a ser parte de esto?
En realidad, no hemos tenido una conversación, eso será bastante interesante. Hank [Willis Thomas] ha venido a Sudáfrica algunas veces; cuando nos invitaron a la casa de los embajadores, Hank estaba hablando de sus cosas; en su última exposición en Goodman [Joburg], habla sobre la idea de que la opresión, la esclavitud, etc. son los temas más comercializados. Mira imágenes y entra en el archivo y las desentierra, las convierte en tridimensionales o las reimpone en un cartel. Su forma de trabajar es mirar la publicidad como mecanismo de comunicación y cuestionarla. Hay vínculos entre la lucha de los estadounidenses y los sudafricanos, hay matices y pequeños detalles que son realmente diferentes. Realmente no hemos tenido un compromiso profundo, ojalá esto nos ponga en la misma plataforma, donde podemos enseñarnos unos a otros. Todo el mundo está aprendiendo, lo cual es realmente emocionante.