58a Bienal de Venecia: Pabellón de Madagascar

Joël Andrianomearisoa expondrá en el Pabellón de Madagascar durante la 58ª Bienal de Venecia

Madagascar participará en la 58ª Exposición Internacional de Arte de La Biennale di Venezia con su propio pabellón por primera vez en su historia. Aunque varios países occidentales lo han terminado por más de un siglo, solo durante los últimos diez años han comenzado a aparecer algunos pabellones africanos, por ejemplo, Sudáfrica y Costa de Marfil.

Joël Andrianomearisoa preparó su propuesta artística en discusión con los dos curadores Rina Ralay Ranaivo y Emmanuel Daydé. Al elaborar su proyecto, exploró referencias asociadas con la vida, la noche, la arquitectura, la literatura y las leyendas populares de Madagascar y de otros lugares. Melancolía, Antananarivo, Madrid y Estambul noches, el Palacio Ilafy vinculado a la memoria del Rey Radama II; El horizonte de Cotonou, la leyenda del lago Tritriva y algunas notas del poeta Jean-Joseph Rabearivelo en diálogo con la canción India de Marguerite Duras dan vida a otro mundo exterior en un dulce y violento arrugado de papel negro.

Joël Andrianomearisoa fue elegido para representar a su país junto a los curadores Rina Ralay Ranaivo y Emmanuel Daydé, debido a la invención y madurez de su trabajo, su reputación internacional y el apoyo incondicional de su red profesional.

Esta primera participación en La Biennale di Venezia es un evento histórico para Madagascar. Es un signo de dinamismo y modernidad para la nación malgache. Refleja una imagen positiva del país a nivel nacional e internacional, a pesar del predominio demasiado frecuente de imágenes exóticas o miserables asociadas con él. Es un mensaje de esperanza y voluntad de poner las fuerzas creativas de Madagascar en la corriente principal del mundo. El Pabellón de Madagascar, un proyecto del Ministerio de Cultura de Madagascar, será financiado en su totalidad por fondos privados nacionales e internacionales.

El trabajo del artista se desarrolla en torno a una narración no explícita, a menudo abstracta, que todos perciben pero a la que no se le puede poner un nombre. Su mundo de formas entrelaza su trabajo en secuencias a menudo sumidas en una profunda tristeza causada por una ausencia que es imposible de llenar.

Y para eso, utiliza, en ningún orden jerárquico en particular, el sonido en su dimensión inmaterial o el libro en su hiper materialidad, textil sedoso o plástico en bruto, negro o los colores más brillantes.

Su experiencia reciente en Aubusson de un tapiz que llevaría seis meses de trabajo para cobrar vida, refleja esta complejidad, enredando un bosquejo de figuración plana con los nudos más gruesos de un drama desconocido.

El pabellón de Madagascar está comisariada por Rina Ralay Ranaivo y Emmanuel Daydé. El Pavillion se puede ver en la 58 Bienal de Venecia del 11 de mayo al 24 de noviembre de 2019.