Ai Weiwei, Forever, 2003. 42 bicicletas, 275 x 450 cm. Edición: 3/5. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.

Inversión de encuadre

COLECCIONISTA en conversación con Serge Tiroche

Serge Tiroche, cofundador de la Colección Tiroche DeLeon, nació en Israel en una familia de comerciantes de arte. Fue mientras estaba en la universidad que Tiroche compró su primera obra de arte, una pintura del artista israelí Tsibi Geva que representó a Israel en Venecia unos 25 años más tarde en 2015. Después de una carrera de 10 años en la industria financiera, Tiroche fusionó sus conocimientos de inversión con Su pasión por el arte y, entre otras empresas, cofundó la Colección Tiroche DeLeon en 2011, el primer fondo de inversión en arte inspirado en una colección privada. El fondo ahora tiene más de 400 piezas y ha establecido su presencia global como una plataforma que cierra la brecha entre el arte y los activos. Tiroche todavía posee esa primera obra de arte de Tsibi Geva. Las compras de la colección son testimonio de la intuición impecable y precisa de Tiroche, tanto desde una perspectiva de inversión como desde una perspectiva curatorial.

Eddy Kamuanga, Influence, 2016. Acrílico y óleo sobre lienzo, 170 x 150 cm. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.Eddy Kamuanga, Influir, 2016. Acrílico y óleo sobre lienzo, 170 x 150 cm. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.

COLECTOR: Su colección y su empresa trabajan en un programa global de préstamos de arte: trabajos de colaboración y préstamo a galerías, curadores independientes, directores de museos, ferias y bienales. ¿Cuál es su método de préstamo / colaboración de arte preferido y más gratificante, con quién y cómo?

Serge Tiroche: Nos gusta prestar obras de la colección por varias razones. En primer lugar, preferimos que el arte se vea en lugar de estar almacenado, por lo que, en ese sentido, nuestros préstamos preferidos son a largo plazo. Los mejores préstamos son para nuestros propios inversores que pueden disfrutar del arte en sus hogares y compartirlo con sus amigos y familiares. Es realmente una forma de involucrarlos en el coleccionismo de arte. Pero, por supuesto, también prestamos a museos y bienales. Hicimos algunos préstamos a largo plazo para museos, pero generalmente nuestros préstamos para museos y bienales se basan en exposiciones y pueden durar entre tres y 24 meses en el caso de las exposiciones itinerantes. Otra forma de mostrar nuestros trabajos es iniciar colaboraciones con diversos espacios de arte, como las dos iteraciones que hicimos de la exhibición de destacados de nuestra colección latinoamericana en Mana Contemporary en Miami (2015) y New Jersey (2016). Esta fue la más gratificante, ya que fue una exposición a gran escala comisariada por Catherine Petitgas y realmente demostró la profundidad y la fuerza de nuestra colección, cosechando recompensas de los medios, críticos y coleccionistas por igual.

¿Cuál es su proceso para encontrar nuevos artistas y comprar obras para la colección?

El proceso implica una investigación continua al leer y revisar cientos de carteras de artistas, correos electrónicos de galerías, revistas, catálogos de subastas, etc. Pero lo más importante para mí, implica viajar para conocer a los artistas en exposiciones y en sus estudios. También iniciamos un programa de residencia en Israel para artistas de todo el mundo con los que puedo construir relaciones personales y duraderas. La elección de artistas y obras de arte gira en torno a múltiples criterios. En primer lugar, debo sentirme atraído por las obras. Me atraen las obras cuando la calidad de la producción es alta, cuando la obra es auténtica y única, cuando habla un lenguaje personal y cuando encuentro placer estético. Pero agradar el trabajo es solo el primer paso. Entonces necesito conocer al artista, entender la trayectoria, la dedicación y la ambición. Entonces, en general, me interesa cómo el artista es apoyado en su país de origen por su galería, coleccionistas, curadores, etc. y, finalmente, debo creer que el trabajo puede hablar un idioma internacional para que la carrera pueda crecer internacionalmente.

... Debo creer que el trabajo puede hablar un idioma internacional para que la carrera pueda crecer internacionalmente.

Con respecto a las colecciones de arte comercializadas, ¿cree que hay una gran diferencia en el valor de inversión entre el arte comercial y el arte más experimental? ¿Y cómo equilibras tu propio estilo de colección?

Esta es una pregunta interesante, pero la respuesta realmente depende de la definición de experimental frente a comercial. Para mí, la categoría de obras 'experimentales' significa obras a gran escala, instalaciones y obras digitales que son más difíciles de revender. Comercial significa obras a escala doméstica que podrían venderse fácilmente mediante subasta. En nuestra colección, tenemos una cantidad relativamente grande de 'experimental' y eso es intencional. Siempre digo que, a pesar de ser un fondo de arte, no estamos puramente interesados ​​en ganar dinero. Estamos interesados ​​en un proyecto que podría tener un impacto duradero en las carreras de los artistas, en la expansión de la escena del coleccionista, en aportar valor e interés al público de todo el mundo, en inspirar a los jóvenes coleccionistas y en servir los intereses de todos en el ecosistema del arte. - artistas, galerías, museos, curadores, casas de subastas y el público. Esperamos que nuestra colección sea notable históricamente. En última instancia, me gustaría demostrar que hacer lo correcto para el arte no es contradictorio para obtener ganancias financieras.

La Colección Tiroche DeLeon tiene tanto artistas establecidos como artistas contemporáneos más jóvenes: ¿dónde, en su opinión, se encuentra el enfoque y el interés de sus clientes?

Correcto. Nuestro enfoque ha sido tener una estrategia de inversión de campana. En cada una de las escenas de arte en las que invertimos, tratamos de identificar a los artistas contemporáneos líderes que inspiran a la generación más joven. Compramos sus obras a precios relativamente altos y esperamos que su valor aumente a un ritmo constante. Estos trabajos sirven como la parte conservadora de la cartera de inversiones y brindan estabilidad, visibilidad y liquidez, cuando es necesario. Nuestra expectativa de retorno es del 5 al 10% anual en estas obras.

Estas obras son más pequeñas en número, pero representan el 60-70% de las inversiones del fondo. Los artistas emergentes que apoyamos son generalmente nuestros propios descubrimientos. Esta es la parte exploratoria y la más divertida. Aquí podemos equivocarnos completamente y perder virtualmente toda nuestra inversión o hacerlo increíblemente bien, como hemos demostrado que podemos hacer con numerosos artistas: Adrian Villar Rojas, Rodel Tapaya, Cui Jie, Ruben Pang, Guan Xiao, Igshaan Adams, etc.… Hacer esto bien podría significar retornos superiores al 100% anualizado, como ya lo hemos tenido en algunos casos. Creo que nuestros inversores encuentran interés en ambas estrategias y realmente confían en mi criterio en estos asuntos. He vivido y respiro arte desde hace varias décadas y, en los últimos 10 años, he dedicado el 100% de mi tiempo a ello, así que espero poder tomar algunas buenas decisiones.

Ruben Pang en conversación con Serge Tiroche en Art World Forum, Singapur, 2016Ruben Pang en conversación con Serge Tiroche en Art World Forum, Singapur, 2016.

Cuando llega el momento de vender una pieza, ¿esta decisión está impulsada por el incentivo financiero o más bien por crear espacio para un nuevo artista y descubrimiento?

Vendemos por diferentes razones. Hasta ahora, hemos vendido un total de 47 obras en el fondo. Estas ventas han generado una rentabilidad bruta realizada (antes de comisiones de gestión y rendimiento) del 20% anual. Es un gran logro y sirve como una importante prueba de concepto cuando nos proponemos recaudar nuestro próximo fondo. Las ventas totales ascendieron a más de US $ 7 millones, que también es un número considerable, particularmente para el arte en los mercados emergentes. Algunas de las grandes ventas fueron simplemente para aprovechar los mercados 'populares' para ciertos artistas y arbitrar el mercado secundario con el mercado primario. En otros casos, vendimos el trabajo de artistas más jóvenes, de quienes habíamos comprado numerosos ejemplos, y pudimos vender los menos buenos y conservar los mejores, al mismo tiempo que demostramos nuestra capacidad de seleccionar los nombres correctos desde el principio, mientras que también ayuda a los artistas y sus galerías creando mercados secundarios robustos. Las ganancias generalmente se utilizaron para reinvertir en otros talentos emergentes, creando un círculo virtuoso de apoyo para el mercado de ciertos artistas emergentes. Como ahora nos encontramos en la segunda fase del ciclo de vida del fondo, la fase de 'tenencia y consolidación', buscaremos vender algunas de nuestras obras menos exitosas y no esenciales para financiar la actividad en curso y cumplir con las solicitudes de reembolso.

Pieter Hugo, Animal Handler con Ajasco, Lagos, Nigeria, 2007. Impresión digital en c, 152 x 152 cm, edición: 3/5 + 2 AP. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.Pieter Hugo Animal Handler con Ajasco, Lagos, Nigeria, 2007. Impresión digital en c, 152 x 152 cm, edición: 3/5 + 2 AP. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.

Guan Xiao, The Documentary: Geocentric Puncture, 2012. Impresión digital en vinilo, resina, metal coloreado, cámara web, trípodes, lentes de cámara, 230 x 280 x 210 cm, edición: 2/3. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.Guan Xiao, El documental: punción geocéntrica, 2012. Impresión digital en vinilo, resina, metal coloreado, webcam, trípodes, lentes de cámara, 230 x 280 x 210cm, edición: 2/3. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.

¿Tienes algún consejo para jóvenes inversores / jóvenes coleccionistas?

Siempre comparto mi conocimiento a través de entrevistas, charlas, mis boletines informativos, mi Instagram y ahora he comenzado a asignar tiempo a un curso de mercado de arte en línea en el que me invitaron a dar una conferencia. Si puedo inspirar a alguien a comenzar a coleccionar, eso me hace extremadamente feliz, incluso cuando desean establecer otros fondos de arte, animo, ayudo y brindo consejos. Mi mejor consejo es seguir a tu corazón y luego trabajar duro.

Después de que dejó la industria bancaria en 2008, lanzó START, una iniciativa de incubadora de artistas con sede en Israel. START tiene como objetivo apoyar y orientar a artistas emergentes y, al mismo tiempo, desmitificar la exclusividad del coleccionismo, convirtiéndolo en una posible empresa para aquellos que deseen invertir y adquirir arte. El programa de residencia Tiroche DeLeon parece ser un proyecto de apoyo al artista más centrado que START inició originalmente. Te enfocas en artistas de países en desarrollo: ¿aparece Sudáfrica cuando consideras artistas para la residencia? ¿Y cuál es su opinión sobre el arte contemporáneo emergente y los artistas del continente africano?

Sí, he sido un ávido defensor de toda una generación de artistas del Milenio en Israel. Más de 150 han recibido algún tipo de apoyo de la incubadora START en Israel, algunos todavía lo hacen. Desde la fundación de la Colección Tiroche DeLeon, quería continuar esto de una manera más específica con artistas jóvenes pero altamente talentosos que conozco a lo largo de mis viajes en el mundo en desarrollo. Descubrí que cada vez que mencioné que era de Israel, inmediatamente los ojos de los artistas se iluminaron, estaban entusiasmados con la posibilidad de visitarnos algún día, así que fundamos la residencia con sede en Israel en 2015. Hemos tenido siete artistas hasta ahora, cada uno pasa entre 1 y 3 meses, explora el país, se inspira y crea un cuerpo de trabajo nuevo para una exposición al final de la residencia. Ha sido una excelente manera de conectarse más profundamente con los artistas, recopilar obras increíbles y verdaderamente ayudar a dar forma a su trabajo a través de tutorías y experiencias. Es extremadamente gratificante. Tres de los siete artistas vinieron de África: Isabelle Grobler de Sudáfrica, Terrence Musekiwa de Zimbabwe y Mario Macilau de Mozambique. En 2018 tendremos algunos artistas africanos más en la residencia.

En última instancia, me gustaría demostrar que hacer lo correcto para el arte no es contradictorio con hacer figanancia financiera

¿De qué países está particularmente entusiasmado con respecto a los nuevos artistas emergentes? ¿Y qué piensas sobre el nuevo Museo de Arte Africano Contemporáneo, el Zeitz MOCAA?

No es ningún secreto que tengo un gran interés en el arte contemporáneo africano y estoy empezando a pensar en mi próximo fondo en este contexto. (El período de inversión de la Colección Tiroche DeLeon terminó a principios de este año y no estamos adquiriendo nuevas obras). En el próximo fondo, África y la diáspora africana tendrán una asignación muy grande, por lo tanto, ya he comenzado a investigar las escenas africanas en más profundidad. Estuve en Accra a principios de este año y recientemente regresé de la apertura de Zeitz MOCAA en Ciudad del Cabo. Mis próximas paradas son un viaje de investigación a Harare a fin de mes, seguido de Lagos para ArtX.

En cuanto a la experiencia Zeitz MOCAA, mis pensamientos están bastante alineados con el consenso que creo. No hay duda de que la apertura del museo es un hito de gran importancia para el desarrollo del arte contemporáneo en el continente. Proporciona a los artistas una plataforma increíble para expresar sus talentos. Además, dada su notable ubicación y arquitectura, seguramente atraerá a los aficionados al arte internacional y creará un encuentro único para que descubran la increíblemente rica producción del continente. Dicho esto, sentí que las selecciones curatoriales para la primera exposición podrían haber sido mejores y más representativas de la diversidad, tanto a nivel local en Sudáfrica como más ampliamente en el continente. Estoy seguro de que la presión del tiempo tuvo mucho que ver con esto y estoy convencido de que este lado de las cosas mejorará en el futuro. En general, una experiencia increíble.

Finalmente, ¿tendrá la Colección Tiroche DeLeon un espacio propio para museo / galería?

No. Esa nunca fue nuestra intención. Creemos que hoy en día hay muchos espacios disponibles para mostrar arte, pero pocas colecciones que pueden ofrecer una perspectiva tan fresca de lo que está sucediendo en los bordes del mundo del arte, por lo tanto, esperamos poder colaborar con museos y fundaciones existentes y Proporcionar nuestro contenido.

Romuald Hazoumè, Taillonné, 2015. Objetos encontrados, 35 x 24 x 15 cm. Cortesía de la Fundación Serge DeLeon.Romuald Hazoumè, Ma Poule, 2013. Objetos encontrados, 46 x 42 x 12 cm. Cortesía de la Fundación Serge DeLeon.

IZQUIERDA: Romuald Hazoumè, Taillonné, 2015. Objetos encontrados, 35 x 24 x 15 cm. DERECHA: Romuald Hazoumè, Ma Poule, 2013. Objetos encontrados, 46 x 42 x 12cm. Imágenes cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.
.

Tayla Withers es escritora del equipo editorial de ART AFRICA.

IMAGEN DESTACADA: Ai Weiwei, Por sienpre, 2003. 42 bicicletas, 275 x 450cm. Edición: 3/5. Cortesía de la Fundación Tiroche DeLeon.