FNB JoburgArtFair 2016: Jaco van Schalkwyk | Galería Barnard

Indra Wussow conversa con el artista sudafricano Jaco van Schalkwyk sobre el paisaje, paraíso, ritos funerarios y el conjunto de obras expuestas en este año FNB JoburgArtFair 2016

Boletín AA 2016 FNBJoburgArtFair Barnard1Jaco van Schalkwyk, Naturaleza Morte - Tondo. Óleo sobre lino belga, 89 cm de diámetro. Todas las imágenes son cortesía del artista y Barnard Gallery, Ciudad del Cabo.

Indra Wussow: ¿De Edén a Arcadia?

Jaco van Schalkwyk: Edén fue un cuerpo de trabajo sobre mi idea del paraíso al explorar conceptos religiosos y artísticos comunes a través de la pintura de paisajes. El nuevo cuerpo de trabajo llamado Arcadia es una instalación de pintura de siete paneles con referencia arquitectónica a una galería. Et en Arcadia ego (Yo también estoy en Arcadia). Estas obras nos confrontan con nuestra mortalidad y el misterio de la muerte al yuxtaponer el horror de la nada con los paisajes idealizados y romantizados de nuestra imaginación y de nuestro anhelo.

De Sylt a Bali, ¿por qué eligió los paisajes isleños y cuánto influye el exotismo en su experiencia artística balinesa?

En mi opinión, las islas se han convertido en el epítome de lo desconocido y el inconsciente, un lugar en el que te enfrentas a tus propios miedos e ideas preconcebidas de un lugar. Estas dos islas evocan mucha imaginación y al mismo tiempo se han convertido en famosos destinos turísticos. Cuestionando nuestra percepción de la utopía, quise viajar más allá de los conceptos superficiales de estos lugares y, al hacerlo, desafiar nuestra idea de lo exótico y lo otro; la noción de que el paraíso se encuentra en la belleza de paisajes y vidas exóticas.

Boletín AA 2016 FNBJoburgArtFair Barnard2Jaco van Schalkwyk, Arcadia, 2016. Óleo sobre lino belga, 175 x 130 cm.

¿Cómo implementaste tus conceptos artísticamente?

Viajé al pueblo de Terunyan en el lago Batur, uno de los sitios culturales más antiguos de Bali, y fui testigo de sus ritos funerarios únicos donde los cuerpos se colocan debajo de un árbol llamado Taru Menyan (árbol de incienso fragante). Mi serie de trabajos retrató imágenes de Memento Mori y mostró cómo los cuerpos humanos se han vuelto parte de la naturaleza nuevamente. Los cráneos que describí son en este caso tumbas naturales en un círculo natural de la vida, pero también se podría leer para representar el horror de la destrucción humana cuando se piensa en la Stupa y los cráneos de las víctimas del Khmer Rouge.

Posteriormente me concentré específicamente en paisajes que aún sugieren que la muerte es inmanente y la modela a través del cuerpo en descomposición. La presencia de humo en estas obras juega con la noción de peligro - el incendio forestal y su naturaleza destructiva - pero también sugiere 'el paso a otro reino' y por eso hay una narrativa religiosa. Parece apropiado que este cuerpo de trabajo también se muestre en el Museo ARMA en Ubud, Bali, en abril de 2017; un regreso a su lugar de origen donde pueden ser vistos por los balineses.