Benji Liebmann en Marta Moriarty

Benji Liebmann (1953) vive y trabaja en la Cuna de la Humanidad. En este territorio ubicado al noroeste de Johannesburgo y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, Liebmann es el fundador y director de NIROX, una institución artística multidisciplinar sin fines de lucro que cuenta con una residencia para artistas y un gran parque escultórico. En Nirox también se realizan conciertos, obras de teatro y múltiples actividades escénicas paralelas.

Toda África sabe que Benji Liebmann es un gran mecenas de las artes, pero desconocen que también es un gran artista, un creador secreto. La galería se siente honrada y muy orgullosa de que Liebmann muestre su trabajo en su Art Window.

Benji Liebmann trabajando en su pieza para Art Window. Todas las imágenes cortesía de la artista y Marta Moriarty.

De gran virtuosismo técnico, es una figuración onírica y detallada que transmite una mística sensual de poderosa unión con la naturaleza. Sus dibujos constituyen una presencia casi tangible que va más allá de la expresión física.

En las propias palabras de los artistas:

Escribir un texto sobre una obra de arte es probablemente más engañoso que útil, ya que sé poco en el sentido racional requerido para escribir de manera coherente, de lo que significa el resultado o cómo llegué allí. Puedo mirar hacia atrás como lo haría un extraño. Y puedo recordar momentos y características de su creación.

Se formó durante 6 meses y comenzó su vida como la contemplación de un gran trozo de papel cortado aproximadamente del tamaño de la ventana de Marta. Ha crecido y encogido con marcas y su borrado día a día. A veces me ha decepcionado y más a menudo me ha exaltado. Esto depende mucho del estado de ánimo imperante ... y la luz. De alguna manera es un reflejo de la luz; y cómo esto altera nuestra percepción de las cosas.

Estudio de Benji Liebmann.

Después de pensar en una etapa que lo había completado, lo fotografié para el libro, solo para encontrarme regresando. Las ramas de abajo a la izquierda salieron de eso ... y luego se volvió más vacío ... Es bastante botánico, diría. Pero eso también va y viene. Se junta y se desmorona todo al mismo tiempo.

Finalmente se ha convertido en un tríptico, espero que sirva para transportar a alguien (solo uno es suficiente) a algún lugar que no esté ligado a la razón y la experiencia concreta, sino que las utilice como herramientas para abrir otras posibilidades de comprensión; aceptar la materialidad como puerta de entrada al ser.

Para obtener más información, póngase en contacto:
info@martamoriarty.com
www.martamoriarty.com