Marche! Pour Toujours (¡Camina! Para siempre)

ARTE ÁFRICA, número 07 Invitado Editado por Kendell Geers.

Issa Samb, “La crisis comienza mañana al amanecer” (La crise commence demain à l'aube ”), en Verksted no. 15, ¡Palabra! ¿Palabra? ¡Palabra!. Issa Samb y la forma indescifrable, ed. Koyo Kouoh, OCA Norway y Sternberg Press Berlin, 2013, págs. 224-239

Este artículo ofrece una breve y densa reflexión sobre la importancia de los artistas, pensadores y activistas revolucionarios que desarrollaron su práctica en el marco de un espíritu cultural que 'declaró' su objetivo en la forma de una lucha contra el imperialismo, el colonialismo, el neocolonialismo. , racismo, y toda forma de agresión, ocupación, dominación, injerencia o hegemonía extranjera, así como contra las grandes potencias y la política del bloque bipolar.

A este respecto, se dedicará una breve nota a algunos eventos relevantes que tuvieron lugar en los países que después de 1955/56 cooperaron para dar lugar al Movimiento de los Países No Alineados (MNOAL). Fundado formalmente en Belgrado en 1960, después de la conferencia de Bandung de renombre internacional en 1955, el NAM fue en gran parte una creación de Josip Broz Tito, Jawaharlal Nehru, Gamal Abdel Nasser, Kwame Nkrumah y Sukarno. A nivel internacional, el MNOAL jugó un papel importante en varios conflictos ideológicos a lo largo de los años 60 y 70, incluida la oposición extrema a los regímenes del apartheid y el apoyo de movimientos que promueven la libertad del poder colonial en varios países africanos que buscaban adoptar el socialismo.1 (aunque en muchos casos, cualquier reforma socialista se vio obstaculizada por guerras civiles internas que ocurrieron inmediatamente después de la independencia), incluidas Ghana, Argelia, Angola, Zimbabwe, Sudáfrica y Mozambique, entre otros. Consideraremos otras 'vías socialistas' clave que se extendieron a través de varios países que nunca se unieron al MNOAL, pero que compartieron explícitamente los mismos ideales y objetivos socialistas, como Senegal y Mali, para conducir sus realidades hacia el principio ético / económico del desarrollo social. en el sentido más amplio del término (es decir, político, económico, social y cultural).

La literatura que los pensadores de las últimas décadas dejaron en nuestras manos funcionan como testimonios que abogan por influencias positivas en el desarrollo de la cultura y sus impactos en los estándares sociales, desde el programa de autoorganización de Edvard Kardelj, hasta un programa de ideas para la cultura. lucha de Antonio Gramsci, los pensamientos de Arjun Appudarai sobre la transformación inminente de los valores y funciones culturales, y la genial noción de Édouard Glissant sobre la "opacidad" y la comprensión de la historia, la cultura y los recursos humanos. Otros autores y pensadores destacados como Franco Berardi, Homi Bhabha, Luc Boltanski y Eve Chiapello han reflexionado sobre las consecuencias que tuvo y aún tiene la falta de consideración e implementación de sus modelos de gobernanza, arrojando luz sobre la necesidad de articular en nuestro Presentar una declaración adecuada con respecto a los conceptos de gobernabilidad, democracia participativa, asamblea, verdad colectiva y relaciones humanas.

La realidad de esos contextos y corrientes de pensamiento específicos fue sin duda que coexistían varias aspiraciones políticas. Nuestras generaciones deben realmente tratar de comprender las aspiraciones rectoras de los sueños de las personas y las dinámicas sociales que afectan la vida en su conjunto, y también estimular una actitud cultural y artística específica, producciones visuales y estéticas, modelos organizativos y movimientos políticos. Se prestará especial atención al papel a menudo olvidado de los poetas y escritores de la época, que en el período inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial (1945-1960) influyó en gran medida en los textos constitucionales recién nacidos y, paradójicamente en casi todos los casos, sirvió como los verdaderos iniciadores del movimiento socialista (de Mayakovsky, Gorki y Malevič a Césaire, Anta Diop, Sédar Senghor y Kosovel, Kardelj, Kundera y Havel, por nombrar solo algunos). Posteriormente, específicamente entre 1969 y 1989, una gran cantidad de iniciativas autónomas dirigidas por la clase trabajadora, intelectuales y artistas, que el sistema había de facto permitieron florecer - fueron controlados, reprimidos por uno o el aparato (ya sea colonial, capitalista o socialista) que simplemente pretendía, ante todo, mantener su monopolio del poder.

La historia ha visto una miríada de utopías no realizadas, a la manera de movimientos de solidaridad sociocultural y política. Entre ellos estaban los movimientos revolucionarios del internacionalismo negro, la política de Negritud y el llamado Espíritu de Bandung, sino un estudio sistemático de estas trayectorias históricas, formaciones colectivas culturales y políticas, así como una comparación sistemática de estos diversos fenómenos y sus2 el impacto en las nuevas realidades y territorios geopolíticos contemporáneos aún no se ha realizado. Todas estas experiencias fueron vistas como momentos en los que los involucrados creían firmemente en el cambio; momentos en los que la imaginación y la determinación fueron la condición de posibilidad para el establecimiento de un nuevo orden social o de una nueva concepción de estado - un estado de opacidad o un nuevo estado de cosas. Los movimientos neovanguardistas (años 60) y formaciones subculturales, así como el llamado “arte de resistencia” (años 70 y 80), que se extendieron por los territorios mencionados, presentan notables similitudes que se pueden rastrear mucho más allá. predicciones: de la RFSY a Argel, de Senegal a Nigeria, de Angola a Sudáfrica, de Polonia y Hungría a la ex Checoslovaquia. Presumiremos que esos hechos tuvieron una enorme influencia en los operadores culturales y artistas que actúan hoy, pues la responsabilidad social de los artistas vuelve a ser debatida. Lo que encontramos es una fuerte necesidad de superar el persistente 'estado de amnesia', provocado por los ideales sociales que han extendido su red sobre la tradición cognitiva de nuestra civilización.

Estos son puntos que uno de los artistas y poetas contemporáneos más destacados, Issa Samb, que fundó el Laboratoire Agit'Art en Dakar en los años 70, ha estado repitiendo una y otra vez en su comprensible pero a veces críptico cuerpo de trabajo. Marche! pour tojours (que significa “¡Camina! para siempre”) es lo que me escribió en la primera página de su libro, en Dakar, cuando le pedí permiso para publicar algunos de sus escritos, reproducidos en las próximas páginas de la presente revista. . El alma reformadora neovanguardista del cuerpo de trabajo de Issa Samb está profundamente arraigada en las tradiciones africanas, donde la simultaneidad de formas y acciones siempre es abrazada por movimientos perfomativos y palabras habladas. Juntos se convierten en una manifestación viva de lo que será el arte: opaco o no: tiene que luchar por lo nuevo, sin caer en la aparente nostalgia de construir nuevas formas de lo ya sucedido. Mientras lee sus páginas - toma forma ¡Palabra! ¿Palabra? ¡Palabra!. Issa Samb y la forma indescifrable que es también el título de la primera monografía completa y hermosa sobre el artista, editada por Koyo Kouoh y publicada por OCA Norway y Sternberg Press, debemos tener en cuenta que las palabras y la poesía son herramientas que pueden darnos la libertad que estamos buscando. , ya que son las únicas herramientas que pueden liberar al lenguaje de cualquier automatización.

Mara Ambrožič es investigadora de doctorado en el Centro de Investigación de Exposiciones de la Universidad LJM de Liverpool. Desde 2015 es directora de proyectos de NSK State in Time de IRWIN y fundadora de Bibliotecas del futuro, un proyecto en curso en torno a realidades editoriales comprometidas, prácticas de escritura y el poder reformador del asociacionismo. Entre otros, es editora asociada de Archive Books, Berlín y miembro de Raw Material Company of Dakar.

NOTAS AL PIE:

De hecho, estas etiquetas estaban y siguen siendo en gran parte confusas, en particular "socialismo" y "comunismo". El primero se basa en los ideales de una sociedad no opresiva que no aporta modelos sino solo principios y objetivos, aún compartidos por quienes creen en una 'utopía concreta'; este último cubre los sistemas y / o partidos como una formación histórica concreta que pasó a desarrollar institucional .

Comenzar un estudio integral en forma de un proyecto a largo plazo dedicado a estos temas fueron las aspiraciones rectoras del encuentro internacional titulado 'Estados de opacidad: Simposio internacional de arte, política y nuevos imaginarios sociales', un foro ambientado en la Gare Ferroviaire (estación central de trenes) que he comisariado junto con Elvira Dyangany – Ose durante la duodécima edición de la Bienal Dak'Art en 12. De hecho, la falta de financiación, combinada con graves problemas administrativos, provocó la detención temporal de la tentativa de continuar un estudio internacional que tendría como objetivo fomentar la colaboración entre personas del Departamento de Culturas Visuales de Goldsmiths, Universidad de Londres; el Departamento de Arte de HEAD - Universidad de Arte y Diseño de Ginebra, GradCAM Dublin - Escuela de Graduados en Artes y Medios Creativos (DIT); y AVA - Academia de Artes Visuales de Ljubljana.